Lunes, 12 de Abril de 2021

El mítico Cine Eliseos, una de las salas de cine más emblemáticas de Zaragoza, cerró sus puertas un 8 de agosto de 2014. Desde entonces el local, situado en el Paseo de Sagasta, estaba vacío a la espera de un futuro mejor. Pero ya tiene inquilino: en pocos meses será un restaurante de comida rápida.


Publicidad


Según fuentes conocedoras de la operación, esta vieja sala se convertirá en un restaurante de la franquicia McDonald’s. Sin embargo, las mismas fuentes apuntan a que el local del antiguo Cine Eliseos sólo dispone de licencia de acondicionamiento del establecimiento. Lo que le inhabilita para construir un restaurante por el momento.

Esta licencia de acondicionamiento supone, en la práctica, intervenir en los forjados o asegurar y reforzar la estabilidad del espacio, entre otras actuaciones. La citada licencia se otorgó en el año 2019, en el mes de abril, con el gobierno de Zaragoza en Común en la comisión de Patrimonio del Ayuntamiento.

Desde el área de Urbanismo que gestiona el consejero Víctor Serrano, según fuentes municipales, se dará curso a una inspección del servicio municipal de Urbanismo para ver si las obras que se están haciendo en el local del Cine Eliseos se ajustan a la licencia concedida en abril de 2019.


Publicidad


La Asociación Cinema Elíseos, que lleva años trabajando para garantizar el uso cultural de este cine, ha informado por su parte que las obras para vaciar el local ya han comenzado, pudiendo verse en el Paseo de Sagasta los contenedores para retirar los escombros que están sacando del interior del complejo formado por el cine y el restaurante Elíseos.

El local cuenta con 1.100 metros cuadrados útiles. Es la actual propietaria, la sociedad Uneted Inversiones, quien gestiona este emblemático local que fue declarado como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés en 2009.

Su carácter de bien catalogado no lo protege, según la normativa municipal vigente, para ser explotado como un negocio de retail, donde se engloban los restaurantes de comida rápida, los supermercados o las tiendas de marcas multinacionales.

Cinema Elíseos

El interior del cinema Elíseos destacaba por su diseño y sus materiales de calidad / ASOCIACIÓN CINEMA ELÍSEOS

El cine Elíseos fue inaugurado en 1945, y gracias a su eclecticismo clasicista, a los materiales de gran calidad y al trabajo artesanal, se convirtió en uno de los locales de ocio más lujosos de la Zaragoza de mediados del siglo XX.

Para salvar el cine, desde la asociación Cinema Eliseos, se han intentado múltiples fórmulas. Desde gestionar ellos mismos la sala, algo imposible a causa del elevado precio del alquiler (se llegó a hablar de 25.000 euros al mes), o incluso lanzar propuestas como instalar en este antiguo cine la Filmoteca de Aragón.

Son proyectos que han sido imposible sacar adelante pese al apoyo del mundo cultural aragonés y de los cinéfilos de la capital aragonesa.

SU HISTORIA

La primera película proyectada en este cine fue el estreno de ‘Me casé con una bruja’, de René Clair. Y 70 años después de su inauguración, el cine proyectó su última película, ‘Marsella’, de Belén Macías, tras anunciarse un cierre en principio temporal para adaptar la sala a las nuevas tecnologías. Una renovación que jamás llegó y que convirtió el cierre en definitivo.

Tras el cierre, la propiedad del cine, Zaragoza Urbana, vendió la sala en 2015. Y desde entonces, un cartel de ‘se alquila’ colgaba en las puertas del cine y del restaurante situados en los bajos del icónico edificio diseñado por el arquitecto Teodoro Ríos Balaguer.


Publicidad


La transformación del Cine Elíseos en un local de comida rápida es un capítulo más en la destrucción del patrimonio cultural y comercial, tras la noticia del cierre de uno de los últimos comercios centenarios de la ciudad, la Joyería Martín Blasco, en la calle Alfonso I.

Publicidad