Jueves, 23 de Septiembre de 2021

El líder de Cs Aragón, Daniel Pérez Calvo, ha asegurado que la situación de Murcia, donde los grupos parlamentarios PSOE y Cs han presentado una moción de censura para sacar al PP del gobierno regional en el que también se integra la formación naranja, es “absolutamente puntual y excepcional”, lo que ha trasladado al presidente del PP en Aragón, Luis María Beamonte.


Publicidad


Pérez Calvo llamó ayer por la mañana a Beamonte, tras conocer que se ha registrado esta moción de censura en Murcia que también prevé desalojar al PP de varios ayuntamientos donde gobierna en coalición con el partido naranja, para trasmitirle un mensaje de “absoluta tranquilidad y de serenidad”.

Lo que ocurra en aquella comunidad “no tiene nada que ver con los acuerdos que Cs tiene en el Ayuntamiento de Zaragoza y otros de Aragón“, como el de Teruel, ni en otros puntos de España, ha enfatizado el líder de Cs en Aragón, que ha negado que sea “un cambio de guión” con el liderazgo de Inés Arrimadas al frente de la formación, que recientemente visitó Aragón como había hecho con Andalucía y prevé hacer en Castilla y León.

Ha defendido Pérez Calvo en rueda prensa que el suyo es un partido “coherente y de regeneración” y que la situación de Murcia era “insostenible” para poder seguir trabajando junto al PP pensando en el interés de la ciudadanía y que la “lealtad real” es con las personas.

En este sentido ha recordado que Cs denunció al consejero de Sanidad de Murcia por vacunarse contra el COVID-19, a lo que el PP se opuso inicialmente, aunque al final se llevó a cabo y desde entonces la relación “no ha sido nada fácil con los socios del PP”.


Publicidad


Por contra, la relación de su partido con el PP en el Ayuntamiento de Zaragoza es “estupenda“, las cosas están saliendo, se han aprobado recientemente los presupuestos, la relación es “buena” entre los dos socios y se trabaja cumpliendo los acuerdos de gobierno, ha glosado, por lo que “no tiene nada que ver con la situación de Murcia, absolutamente excepcional”, ha reiterado.

También la relación en el ayuntamiento de Teruel, donde se reproduce el gobierno PP-Cs, es buena y el objetivo de su partido, según Pérez Calvo, es “no permitir que un problema de partido perjudique a la ciudadanía si la acción de gobierno es positiva”.

“Pero en el caso de Murcia estábamos en un escenario de relación insostenible y ante la eventualidad de que pudiera empezar a pasar factura a los murcianos ha habido que actuar”, ha concluido, por “coherencia” y porque actuarán “pensando en hacer lo correcto y en el interés general”.

Publicidad