Jueves, 07 de Julio de 2022

Nadie atiende el teléfono o en el mejor de los casos te atienden a los 50 minutos. Esta es la opinión generalizada de varios usuarios del teléfono que el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha para notificar los positivos de Covid 19 en la séptima ola que sufre la comunidad y que está notificando casos de récord cada día. De esta forma, se preveía aligerar el proceso de registrar un positivo en covid pero parece que está resultando más complicado de lo que se prometió. El teléfono está completamente colapsado.

Al dar positivo en un test de antígenos comprado en la farmacia, hay que llamar al 876503741 para comunicarlo al sistema sanitario. Sin embargo, o está comunicando todo el día o nadie lo coge. O, en el mejor de los casos, a los más de 30 minutos de espera se puede notificar el positivo. En el día de ayer, martes, Aragón superó de nuevo su récord de contagios de covid con 8.224 casos diarios correspondientes a este pasado lunes, 2.680 más que hace una semanay ningún fallecido.

EL PP: “EL GOBIERNO ESTÁ DESAPARECIDO”

La portavoz de Sanidad del PP, Ana Marín, ha denunciado este martes el colapso en solo siete días del teléfono habilitado por la Consejería de Sanidad para que los ciudadanos comuniquen positivos de covid-19 en test de antígenos.

En una rueda de prensa, Marín ha incidido en que Sanidad habilitó ese teléfono el día 3 y solo una semana después “ya nadie responde a las llamadas” de quienes dan positivo en los test de antígenos que se hacen en casa y los afectados “no saben dónde acudir”. Para Marín, el Gobierno de Aragón “está desaparecido” y siempre pone en marcha “medidas que nunca funcionan”.

Además de calificar de “gravísimo” la decisión de no hacer PCR para evitar el colapso en la Atención Primaria y trasladar la responsabilidad del diagnóstico a los usuarios, que tienen que asumir un gasto extraordinario en test de antígenos, ha denunciado el “caos” que impera en el Departamento de Sanidad en la gestión de esta séptima ola de la pandemia, con récord de contagios, este lunes 8.290.

Marín ha advertido de que el pasado mes de noviembre fueron despedidos más de 2.000 profesionales y ha acusado al Gobierno de Javier Lambán de llevar “al colapso” a la sanidad pública, a la que ha reducido el presupuesto para este año un 4 por ciento mientras ha multiplicado por cinco el de la Secretaría General Técnica del Departamento de Industria en dos años. “No hay dinero para médicos, para enfermeros, para técnicos de emergencias sanitarias pero sí para asesores” del vicepresidente y titular de Industria, Arturo Aliaga, ha remarcado.

Marín ha alabado el trabajo de los profesionales sanitarios, que dan “lo mejor de sí mismos”, sin coger vacaciones y muchos de baja por covid y otros por estrés y ansiedad y son, ha dicho, los que están pagando la “incompetencia” del Gobierno de Aragón por la falta de medios.

“Ellos no tienen la culpa de que suenen los teléfonos y no se puedan responder” por falta de medios, ha agregado la diputada, quien ha exigido al Ejecutivo que ponga en marcha cuantas medidas sean necesarias para reforzar la Atención Primaria y los ciudadanos reciban la asistencia que merecen.

Publicidad