Domingo, 09 de Agosto de 2020

Los sanitarios de la comunidad aragonesa convocan un minuto cada día, a las 12 de la mañana, para reclamar mejores condiciones laborales en un momento de extrema necesidad de los sanitarios por la pandemia del COVID-19.


Publicidad


Serán pequeñas, para evitar aglomeraciones, pero numerosas y continuas. Así reconocen las plataformas que avalan esta concentración la necesidad de se escuche las reclamaciones para que se valore “de verdad de una vez por todas” a los profesionales sanitarios.

LAS RECLAMACIONES:

– Test serológicos para todos los trabajadores sanitarios y que estos sean fiables, con sangre venosa.

Acopio de material y EPIS ahora para una posible segunda ola.

– Subir el salario en 5% que nos bajaron hace más de 10 años.

– Reconocimiento del Grupo A1 (Enfermería es ahora un grado Universitario, y es un agravio comparativo que aún sigan existiendo distinciones en el grupo A). Y conseguir el C1 para TCAES y ser reconocidos como FP2.

Instaurar las 35h semanales de trabajo.

– Que se considere el contagio del COVID-19 como enfermedad laboral, para poder cobrar el 100% de las retribuciones fijas y no fijas en todas las CCAA y proteger ante posibles secuelas, y a todos sus efectos.

– Mejorar el ratio de enfermeras por habitantes (bien sabemos que tenemos los peores ratios de la UE). Así como de TCAE y médicos.


Publicidad


– Mayor número de plazas de oposición para acabar con la precariedad laboral que sufrimos desde hace décadas. Acabar con tanto contrato eventual y sacar las plazas.

Resolver los procesos administrativos de oposiciones ya realizadas y que están paralizados por la situación, con el consiguiente agravio para los opositores que alargan aún más la espera de sus tan esperadas plazas.

– Limitación del plazo de resolución de procesos selectivos a un máximo de 1 año.

– Oposiciones con temario cerrado y con preguntas que correspondan a la categoría.

Abrir la nueva bolsa de contratación para que se actualice, pues lleva desde octubre de 2018 sin actualizarse.

– Nueva organización de la bolsa con mejoras en las condiciones de otorgamiento de contratos, mejor trato al profesional (no somos un número) con menos amenazas y tener en cuenta unidades especiales.

– Bolsas sanitarias con actualización anual, tanto en puntuación como elección de centros de trabajo y tipos de contrato, y posibilidad de bloquearse de llamadas en determinadas situaciones (enfermedad propia o familiar, nacimiento de hijo…).

– Que se pague la carrera profesional contando todo lo que llevamos ejerciendo de enfermeros y no desde obtener la plaza fija, y por supuesto eliminar el nivel 0.

Equipación salarial con otras CCAA.

– Poder optar a la prejubilación a los 60 años.

– Reducción o eliminación de turnicidad (sobre todo nocturna) sin pérdida adquisitiva a partir de los 55 años.

Guardias localizadas con un salario digno y recogido en convenio.

– Implantación de la Enfermería escolar.

– Facilidades para solicitar la reducción de jornada para el cuidado de familiares de primer y segundo grado.

Que el tiempo en formación se consideren horas de trabajo cuando este es para mejorar nuestras capacidades en nuestras funciones como enfermeras.


Publicidad


Desarrollo de la prescripción de Enfermería.

– Denunciar y evitar a toda costa el trato discriminatorio que sufren las mujeres embarazadas que están en listas de espera de las bolsas de empleo del Salud, no concediendo en algunos casos contratos que les hubieran correspondido por puntuación en Bolsa aunque no pudiese incorporarse.

– Dar mayor importancia a la Salud Pública y sacar mayor número de plazas relacionadas con ella.

Publicidad