Martes, 04 de Octubre de 2022

El Gobierno de Aragón es consciente de que la situación epidemiológica comienza a estar al alza en las últimas semanas. A día de hoy, la comunidad aragonesa tiene plena movilidad entre todos los municipios y las tres provincias.


Publicidad


Según ha confirmado la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repolles, los confinamientos provinciales no están a día de hoy en discusión pero sí se está valorando el cierre perimetral de varios municipios. O cómo los ha denominado la consejera: “unidades territoriales” Entre ellos se encuentra la ciudad de Zaragoza.

“No está contemplado perimetrar las provincias, quizás otras unidades territoriales. La ciudad de Zaragoza es la que más preocupa“, ha explicado la consejera. El objetivo de Repollés es intentar contener una quinta ola o que si se produce sea más leve, especialmente debido a que el sistema sanitario todavía está “muy comprometido”.


Publicidad


La consejera ha asegurado asimismo que las decisiones del Consejo Interterritorial de Sanidad no entran en contradicción con las medidas que adoptan las Comunidades Autónomas y en el caso de Aragón se cuenta con otras restricciones relacionadas con “unidades territoriales”. Es decir, el confinamiento de municipios.

“Las medidas tienen que ser anticipatorias” para retardar el ascenso de la curva de contagios, por lo que en el caso de tomarlas “tendrían efecto durante Semana Santa“.

En cuanto a la actividad no esencial (hostelería, comercio, gimnasios, etc), desde Sanidad se insiste en que el cierre del interior de los establecimientos con una incidencia acumulada de 150 casos cada 100.000 habitantes no es “de obligado cumplimiento”. Pero que si Aragón decide en próximos días confinar municipios, y por tanto situarlo en un nivel de alerta 3 agravado, tendrán que restringirse aforos en la actividad no esencial.

Publicidad