Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

El soplo cardíaco es una consulta frecuente en cardiología infantil. La doctora Marta López, especialista de este área en Quirónsalud Zaragoza, explica con detalle lo que es y, sobre todo, lanza un mensaje de tranquilidad, ya que, generalmente, no implica tener una enfermedad en el corazón.


Publicidad



Publicidad


El soplo es un ruido silbante, chirriante o áspero que se genera por turbulencias en la sangre dentro de este órgano. La mayor parte son lo que se conocen como soplos inocentes o fisiológicos. Esto es, se originan en corazones sanos. La doctora apunta que “este sonido se produce por el paso de la sangre en un corazón normal”. “En los niños -añade-, se ausculta con mayor facilidad que en los adultos porque el latido es más rápido y el tórax es más delgado”. Asimismo, la especialista asegura que “pueden ir desapareciendo con el tiempo y cambiar de intensidad en determinadas situaciones como, por ejemplo, cuando el pequeño hace ejercicio físico o tiene fiebre”.

Por este motivo, habitualmente, no debe ser una causa de preocupación, pero, ante cualquier duda, es recomendable acudir al pediatra. El porcentaje de niños que padece un soplo patológico es muy bajo. En este caso, es importante que sea diagnosticado y estudiado.

¿Hay alguna señal que debe llamar nuestra atención? En los soplos inocentes, el único signo son los sonidos cardíacos anormales; sin embargo, en los patológicos, los síntomas pueden ser variados (dificultad para respirar, dolor de pecho, mareos o desmayos, color azulado en la piel, etc).

En el siguiente vídeo de ‘SALUDitos’, la Dra. Marta López explica con detalle lo que son los soplos fisiológicos o también llamados ‘inocentes’.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de HOY ARAGÓN (@hoyaragon)

Publicidad