Domingo, 02 de Octubre de 2022

Muchos niños menores de cuatro meses padecen episodios repetidos de llanto intenso que duran más de 3 horas al día y más de 3 días a la semana. Es lo que se denomina cólico del lactante, un problema que es muy común en bebés, explica Isabel Ruiz, pediatra de Quirónsalud Zaragoza.


Publicidad



Publicidad


Los cólicos suelen aparecer a partir de los 15 días de vida. Son especialmente frecuentes en torno al mes y medio y desaparecen habitualmente hacia los 4 meses. Los episodios de llanto pueden producirse a cualquier hora, aunque a menudo suceden desde la tarde hasta la entrada de la madrugada. En ocasiones, comienzan tras las tomas de leche, lo que lleva a los padres a confusión sobre la causa de los lloros.

¿Cuáles son los síntomas? Además de llorar de manera inconsolable durante varias horas, otros signos característicos son: sufrir un llanto de inicio repentino, encoger las piernas repetidamente sobre el abdomen, mostrar el vientre algo abombado y aparentemente lleno de gases, cerrar los puños con fuerza o enrojecer por el esfuerzo.

Ante esta situación, ¿qué debemos hacer? Lo primero, como aconseja la especialista, “mantener la calma y la tranquilidad”. Tras ello -continúa-, podemos colocar al niño sobre nuestro antebrazo, poniendo su cabeza en la flexura del codo, dándole masajes en la tripa y moviendo sus piernas para ayudar a que pueda expulsar algo de gases”.

El pediatra también puede prescribir una medicación, como apunta la doctora. En concreto, un prebiótico que favorezca el tránsito intestinal y las digestiones difíciles. De este modo, irá desapareciendo el dolor de forma progresiva.

En el siguiente vídeo de ‘SALUDitos’, la especialista Isabel Ruiz cuenta con detalle qué es el cólico del lactante y aporta una serie de consejos muy útiles.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de HOY ARAGÓN (@hoyaragon)

Publicidad