Miércoles, 06 de Julio de 2022

Quirónsalud Zaragoza avanza en el tratamiento del cáncer de próstata con la implantación de la radioterapia esterotáxica corporal o SBRT (Stereotactic Body Radiation Therapy). Su equipo de radioterapia, en coordinación con el Instituto Oncológico y los servicios de urología del grupo hospitalario, han empezado a aplicar recientemente esta técnica para tratar este tipo de cánceres tras su utilización en otras patologías de pulmón, hígado y enfermedad oligometastásica. El centro se convierte así en el único privado en Aragón en disponer de radioterapia esterotáxica corporal.

La SBRT presenta importantes ventajas para el paciente, ya que es menos invasiva que los tratamientos habituales. Este método se caracteriza por su alta precisión, facilitando la irradiación en la zona exacta en la que se localiza el cáncer de próstata. “La radioterapia convencional tenía una precisión razonable. La SBRT consigue, tanto por el cálculo como por la técnica en sí, que la dosis se circunscriba a la zona a tratar. Trabajamos con una precisión por debajo del milímetro”, ha afirmado el jefe de la Unidad de Oncología Radioterápica de Quirónsalud Zaragoza, Ricardo Escó.

Los equipamientos tecnológicos que emplea Quirónsalud Zaragoza –el acelerador y el planificador– funcionan con una precisión por debajo del milímetro, al igual que todo el equipo humano implicado en el tratamiento: médicos, físicos y técnicos. De este modo, también se minimiza la exposición a la radioterapia de los tejidos sanos y áreas limítrofes. “Es necesario que el campo a tratar sea pequeño. En el caso de la próstata, se cumple el requisito de área de tratamiento pequeña. Además, al estar el recto muy cerca, se consigue que la dosis en este órgano sea menor que la que recibiría con un tratamiento convencional, con lo que disminuyen los efectos secundarios graves en comparación con las técnicas de radioterapia habituales”, ha a el especialista.

La mayor precisión permite aplicar una mayor dosis en cada sesión, reduciéndose significativamente el número de sesiones totales que precisa la persona. Así, en algunos tumores de próstata, la mejora es significativa al pasar de cuatro semanas de tratamiento con 20 sesiones a una semana y media con cinco sesiones en días alternos. Además, al ser un tratamiento ambulatorio, el paciente puede hacer vida normal y, por otro lado, los resultados de control con la SBRT son similares a los que se realizan con los sistemas convencionales.

NUEVA SOLUCIÓN PARA CASOS COMPLEJOS

En el marco de la Semana Europea contra el Cáncer que comienza mañana, Quirónsalud Zaragoza quiere dar a conocer este nuevo adelanto. Esta técnica abre más posibilidades en el tratamiento del cáncer de próstata, al ser posible su utilización en diversas situaciones clínicas, aparte de poder abarcar lesiones cancerígenas más pequeñas. Un avance que es importante, ya que este tipo tumores es el primero con mayor incidencia en los varones. Tan solo en Aragón, en 2001, se diagnosticaron 1.577 nuevos casos, según datos del Observatorio del Cáncer de AECC.

La SBRT también está indicada para reirradiar próstatas previamente irradiadas y tratar aquellos casos en los que la enfermedad vuelve a aparecer poco después de la convalecencia. Esta situación sanitaria del paciente es difícil de tratar con cirugía por ser una técnica que puede resultar muy agresiva. Sin embargo, con la radioterapia esterotáxica corporal, los efectos secundarios o molestias son moderados. Asimismo, se consiguen unos índices de control muy elevados.

“Cuando se trata a un paciente con próstata, y vuelve a aparecer el tumor ahí, hasta ahora las posibilidades de tratarle eran escasas y había que ponerle bloqueo hormonal para que evolucionase lentamente. Con la SBRT, se puede intentar un tratamiento radical. Esta técnica permite irradiar el nódulo prostático con poca radiación en la zona y ninguna en el recto. Antes no había prácticamente ninguna solución para estos casos clínicos”, ha finalizado diciendo el doctor Ricardo Escó.

SOBRE QUIRÓNSALUD

Quirónsalud es el grupo hospitalario líder en España y, junto con su matriz Fresenius-Helios, también en Europa. Además de su actividad en España, Quirónsalud está también presente en Latinoamérica, particularmente en Colombia y Perú. Cuenta con más de 45.000 profesionales en más de 160 centros sanitarios, entre los que se encuentran 55 hospitales con aproximadamente 8.000 camas hospitalarias.

Dispone de la tecnología más avanzada y de un gran equipo de profesionales altamente especializado y de prestigio internacional. Entre sus centros, se encuentran el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, Centro Médico Teknon, Ruber Internacional, Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Hospital Quirónsalud Barcelona, Hospital Universitario Dexeus, Policlínica Gipuzkoa, Hospital Universitari General de Catalunya, Hospital Quirónsalud Sagrado
Corazón, entre otros. El Grupo trabaja en la promoción de la docencia (nueve de sus hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (cuenta con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, acreditado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación).

Asimismo, su servicio asistencial está organizado en unidades y redes transversales que permiten optimizar la experiencia acumulada en los distintos centros y la traslación clínica de sus investigaciones. Actualmente, Quirónsalud está desarrollando multitud de proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como oncología, cardiología, endocrinología, ginecología y neurología, entre otras.

Publicidad