Lunes, 08 de Agosto de 2022

Marie Laure Sudreau pensaba que no iba a poder hacer deporte nunca más, pero hoy su historia es diferente. En una revisión médica, le descubrieron una arritmia cardíaca. Ahora, cuenta su experiencia dentro del proyecto ‘Desafíos con Corazón’, una iniciativa audiovisual de Quirónsalud Zaragoza con el objetivo de visibilizar historias de superación sobre enfermedades cardiovasculares. 

A través del testimonio en primera persona de pacientes y especialistas, el grupo hospitalario acerca diversas patologías cardíacas a la población. El primer vídeo, que se puede ver en el canal de YouTube, narra la historia de Marie Laure Sudreau, a quien le detectaron una arritmia cardíaca, una enfermedad que ha superado con éxito. “Todo comenzó con un chequeo médico, iba a hacer una media maratón y, antes de la preparación, me parecía imprescindible realizar una revisión”, apunta. “Sabía que tenía un pequeño bloqueo -reflexiona-, pero descubrieron una arritmia y tuve miedo de no poder volver a hacer deporte”. 

El doctor Antonio Asso, director del Instituto de Arritmias de Quirónsalud Zaragoza, señala que la paciente acudió a la consulta porque tenía una sensación de incapacidad al esfuerzo: “Es una mujer joven con una vida laboral activa y a la que le gusta practicar deporte. Sin embargo, en el momento que realizaba una actividad física de alta intensidad, se fatigaba y notaba palpitaciones, algo totalmente anormal”. El especialista añade que, “cuando una persona aqueja estos síntomas, es fundamental profundizar en el diagnóstico para optimizar el tratamiento, que consiste en una intervención denominada estudio electrofisiológico”. 

“Esta fase inicial de realización de pruebas y valoración fue bastante rápida. A partir de ahí, ya se planteó la primera ablación”, detalla Marie. El doctor explica que “en esta intervención eliminamos la primera taquicardia que limitaba realmente sus síntomas. No obstante, al ver que había otro foco de origen que provenía del lado izquierdo del corazón (se trataba de extrasístoles ventriculares frecuentes que se generaban en la válvula aórtica), abordamos una segunda operación con una serie de pruebas adicionales. Así localizamos y eliminamos también este segundo mecanismo de la arritmia”. 

Los tratamientos resolutivos permiten retomar rutinas y hábitos

“Te dan el alta hospitalaria y, normalmente, a las 48 horas, ya puedes reanudar tu vida normal. En mi caso, en la segunda operación, tuve una semana de recuperación por cuestiones laborales”, aclara la paciente. “Ahora me encuentro con mucha más energía y no tengo tanto cansancio. Para mí la intervención ha sido muy motivadora”.

A este respecto, el doctor Antonio Asso indica que “en el caso de Marie, como en otros pacientes en estos últimos años, ninguna persona joven desea depender de un tratamiento farmacológico. En este sentido, los avances tecnológicos han posibilitado tratamientos resolutivos”. 

Una experiencia con un resultado muy positivo para Marie, quien aconseja que “si una persona tiene síntomas y desea realizar una prueba deportiva, es importante consultar primero a un especialista. Asimismo, si se les propone esta opción, recomiendo que acepten el reto. Es un desafío, es normal que dé miedo, pero merece la pena poder recuperar tu vida”. 

Publicidad