Miércoles, 10 de Agosto de 2022

Los más pequeños no paran. Son muy activos y curiosos. Juegos en el parque en toboganes y columpios, carreras en un césped a veces resbaladizo, subirse a una silla para llegar a una estantería porque les llama la atención un objeto… Todas son circunstancias que, en ocasiones, derivan en caídas o golpes en varias partes de su cuerpo e, incluso, en la cabeza. Cuando se producen estas últimas, se denominan traumatismos craneoencefálicos, que no siempre tienen por qué ser graves. La doctora Susana Martínez, pediatra de Quirónsalud Zaragoza, explica cuándo los padres deben realmente preocuparse y qué hacer con los niños en todas estas y otras situaciones fortuitas.

Los traumatismos craneales en pediatría son muy frecuentes. “Normalmente, no revisten gravedad”, afirma la especialista, porque responden a caídas o golpes que suceden a menudo a estas edades. Sin embargo, Susana Martínez matiza que hay que “tener cuidado con los niños menores de un año, ya que presentan un mayor riesgo de lesión cerebral”.

En estas situaciones fortuitas, es habitual que los pequeños no presenten ninguna lesión craneal. “Si el niño no tiene ningún síntoma, no hay que hacer nada”. “Únicamente -añade-, es conveniente vigilarle las siguientes 12-24 horas para ver cómo evoluciona”.

Casos distintos son los accidentes de tráfico, atropellos y golpes con objetos contundentes o bien, al igual que las caídas, que no se hayan presenciado. Además, también se deben tener en cuenta otros factores de riesgo como la altura desde la que se haya caído el niño. “Consideramos más de un metro y medio para los más mayores y más de un metro para los menores de dos años”. En estos supuestos, la doctora recomienda acudir a un servicio de urgencias y, sobre todo, si se presenta una pérdida de conocimiento, dolor de cabeza, mareos o náuseas una hora después de caerse o darse el golpe.

Otros síntomas que deben alertar son la dificultad para caminar bien, la incapacidad de hablar con normalidad o tener una alteración en la coordinación. Y, un último consejo: “No debemos olvidarnos de no manipular al niño si sospechamos que hay una lesión cervical”.

En el siguiente vídeo de ‘SALUDitos’, la Dra. Susana Martínez explica las pautas a seguir ante caídas y golpes en la cabeza en los niños.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de HOY ARAGÓN (@hoyaragon)

Publicidad