Sabado, 19 de Septiembre de 2020

La ciudad de Zaragoza mantiene una buena calidad del aire, con niveles de contaminantes situados lejos de los valores límite que marca la legislación, si bien el Ayuntamiento prepara medidas para mejorar la medición con un nuevo sistema de predicción que permitirá segregar los datos por calles.

En general, la situación es “de estabilidad”, “sin grandes cambios” en los últimos años, que en todo caso vienen marcados por la situación meteorológica de la ciudad, ha informado en rueda de prensa la responsable municipal de Medio Ambiente, Patricia Cavero.


Publicidad


Así, el informe de 2018 y el avance provisional de datos de 2019 revelan que se han reducido ligeramente los niveles de dióxido de nitrógeno, que dependen fundamentalmente del tráfico rodado, mientras repunta el ozono aunque siempre dentro de los parámetros legales.

Destaca especialmente la reducción en los niveles de partículas en suspensión PM10 (polvo o cenizas) y la ciudad se sitúa no solo dentro de los límites legales sino que también cumple con las recomendaciones más estrictas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En este sentido, pese a que la legislación permite sobrepasarlo hasta en 35, en 2018 solo hubo tres días en los que se superó el límite diario de este contaminante, una cifra que se incrementa hasta los cinco días en 2019 según los datos provisionales, todos ellos vinculados a condicionantes climatológicos como los episodios de vientos procedentes del norte de África.

En cuanto al dióxido de nitrógeno, los datos de la Red de Calidad del Aire apuntan que los mayores niveles se suelen registrar en invierno, en las franjas horarias de 8 a 10 y de 20 a 21 horas y especialmente los jueves.

LA CALIDAD DEL AIRE

Cavero ha reivindicado que la Red de Calidad del Aire de Zaragoza es “puntera” en España, con su centro de control instalado en la calle Casa Jiménez, cuatro estaciones meteorológicas propias y ocho puntos de medición de la calidad del aire situados en Picarral, Roger de Flor, Jaime Ferrán, Renovales, Las Fuentes, Centro, Avenida de Soria y Actur.

Ha subrayado, a su vez, que Zaragoza no se ha visto nunca en una situación de tener que actuar de manera inminente por un episodio de alta contaminación, pero ha asegurado que el equipo de gobierno seguirá avanzando para tener un plan previsto, aunque los datos actuales no apunten que haya que llegar a ponerlo en marcha.


Publicidad


Estas estaciones permiten disponer de información en tiempo real, actualizados cada hora en la página web municipal, así como ofrecer información diaria en el panel de contaminación atmosférica situado en la Plaza Aragón.

Entre las líneas de mejora, ha destacado el nuevo sistema de predicción de la contaminación atmosférica (Precoz 2), que está en fase de adjudicación con una inversión de 486.500 euros.

Este nuevo sistema proporcionará información con mucha mayor resolución ya que podrá hacer predicción a 48 horas vista sobre la contaminación en una calle determinada, además de incorporar la visualización del ozono, el PM2,5 y el dióxido de nitrógeno.

El aire contaminante de Zaragoza está por niveles inferiores a otras capitales españolas / EFE

La jefa de sección de Prevención Ambiental, Nieves López, ha indicado que no se han superado valores límites en ningún contaminante y en ninguna zona más allá de picos puntuales, influenciados sobre todo por la dirección del viento.

Por ejemplo, la situación de la calidad del aire en el pasado mes de noviembre, con la llegada del frío que suele coincidir con picos de contaminación, ha sido mejor que la de los últimos dos años en la misma época.

Ha resaltado también la importancia de la planificación urbanística en la mejora de la calidad del aire y ha puesto como ejemplo la calle Miguel Servet, que antaño tenía elevados niveles de contaminación debido a que era una vía de entrada y salida de la ciudad que han quedado neutralizados con los diferentes cinturones y circunvalaciones construidos en años anteriores.

Publicidad