Sabado, 12 de Junio de 2021

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya anunció hace pocos días que la Guardia Civil de Tráfico intensificaría la vigilancia y control de los trayectos de corto recorrido en Semana Santa y que 64.000 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil velarán por el cumplimiento de las restricciones por la pandemia. Dicho y hecho.


Publicidad


En la mañana de hoy ya se están registrando varios controles en la comunidad aragonesa, especialmente en el trayecto que une la ciudad de Zaragoza con el Pirineo porque se teme, según fuentes de la Guardia Civil, de una “estampida” de zaragozanos a sus segundas residencias. 

En la comunidad aragonesa la movilidad no tiene ninguna restricción por la situación sanitaria y se puede circular con libertad entre las tres provincias. Esta situación ha originado que, especialmente durante estos días festivos de Semana Santa, se estén registrando un número elevado de movimientos por las carreteras aragonesas.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), el tráfico en la autovía A-23 -que une Zaragoza con el Pirineo- está registrando una densidad alta de tráfico de zaragozanos que se escapan unos días al Pirineo.


Publicidad


De hecho, un accidente de tráfico ya ha dificultado el transito por la A-23 durante la mañana de hoy. En el kilómetro 337. Algunos vehículos se han tenido que desviar por la carretera nacional N-330.

Publicidad