Martes, 04 de Agosto de 2020

El preso de la cárcel de Zuera que hace pocos días, según publicó HOY ARAGÓN, dio positivo por COVID-19 (coronavirus) ha vuelto al centro penitenciario y se encuentra en el departamento de enfermería con síntomas leves.


Publicidad


“Hace unos días se realizaron los primeros test a internos del módulo de aislamiento con síntomas compatibles y los resultados han sido negativos”, aseguran desde el sindicato Acaip-UGT Zuera.

Ahora el foco se ha centrado en los funcionarios que estuvieron en contacto con el primer positivo. Uno de ellos ya ha dado positivo y se encuentra en su domicilio cumpliendo con la  cuarentena, y hay dos más que podrían tener el virus.

“Las pruebas realizadas a dos compañeros que tuvieron contacto no son concluyentes y hay que repetirlas”, explican fuentes sindicales del centro penitenciario.

Otro funcionario que ejerce labores administrativas también ha dado positivo y se encuentra aislado. “También la pareja, también funcionaria, de uno de estos dos compañeros positivos va a someterse al test en la mayor brevedad posible“, aseguran las mismas fuentes penitenciarias.

RETRASO EN LA PREVENCIÓN

En cuanto a las medidas de seguridad para evitar nuevos contagios afirman que se empezaron a aplicar el pasado 8 de abril.

“Desde este día hay órdenes expresas de llevar la mascarilla quirúrgica de forma obligatoria en el centro”, explican los trabajadores de la prisión zaragozana.

También afirman que tienencinco mascarillas del tipo ‘FFP2’, de mayor protección, y cinco trajes especiales “por si hay algún incidente y tenemos que estar muy en contacto con un interno”, afirman.


Publicidad


Desde la Asociación Profesional de Funcionario de Prisiones aseguran que en España hay 210 casos de positivos por COVID-19 en las prisiones, 189 en funcionarios con un fallecido en Alicante, y 21 en internos.

“En Aragón además de los dos compañeros de Zuera, hay otro caso positivo en Daroca y cinco más en la cárcel de Teruel, uno de ellos ingresado en la UCI”, afirma un representante de la asociación.

Los propios funcionarios reconocen que las medidas de seguridad han aumentado desde la aparición de los primeros casos pero insisten en que las medidas deberían extremarse todavía más.

“Es necesario entregar mascarillas y guantes a todos los internos y endurecer el confinamiento en casos sospechosos”, aseguran.

El principal foco de contagio parece centrarse ahora en los funcionarios quienes proponen tomar medidas de manera inmediata. “Si somos el foco tendríamos que someternos todos a los test para prevenir y evitar contagiar a internos”, reclaman.

Publicidad