Miércoles, 18 de Mayo de 2022

Cerca de cumplirse los dos años de pandemia, en España se han detectado más de 10 millones de contagios oficiales a los que hay que sumar todas aquellas personas que pasaron el COVID-19 sin rastro alguno o sin poder certificarlo en un registro por diversos problemas. La mayoría pasando el coronavirus en un periodo corto de tiempo. Sin embargo, hay determinados casos donde los síntomas se registran con más frecuencia pasados unos días, o incluso meses, así como otros que persisten durante largos periodos de tiempo, lo que se conoce como COVID persistente.

“Condición que ocurre en individuos con antecedentes de infección probable o confirmada por SARS-CoV-2, generalmente 3 meses después del inicio, con síntomas que duran al menos 2 meses y no pueden explicarse con un diagnóstico alternativo”, así detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo que se considera como COVID persistente. Una enfermedad reconocida oficialmente por la institución y que afecta a un gran número de pacientes dejando secuelas una vez pensaron que habían superado los síntomas más comunes del coronavirus. Desde el cansancio general hasta el dolor de cabeza, muscular o la fiebre, además hay casos más graves que derivan en problemas respiratorios o mentales.

MUJER, ENTRE 40 Y 55 AÑOS

Y es que está confirmado que la covid persistente puede inducir en pérdidas de memoria o dificultad para mantener la concentración que pueden alterar por completo el día a día del paciente. Más común de ver estas secuelas en mujeres, según datos de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), los datos de las principales instituciones sanitarias del mundo también confirman esta hipótesis.

Con un perfil medio, por lo tanto, de mujeres, la edad más repetida a la hora de padecer covid persistente se sitúa en la franja entre 40 y 55 años, lo que representa alrededor de un 60% de los casos totales confirmados en España, y que además no precisaron de ingreso médico mientras padecieron el coronavirus.

Aún con mucha investigación por delante, se desconocen las causas que pueden originar esta enfermedad aunque sí se conoce que los casos más repetidos se dieron a consecuencia de las dos primeras olas, lo que refuerza la hipótesis de que las vacunas ayudarían a padecer la covid persistente. Un problema que tampoco tiene un tiempo concreto de aparición ni desaparición, y por lo que es vital seguir manteniendo las medidas básicas ante el coronavirus incluso una vez superado el positivo en las diferentes pruebas.

ESTOS SON LOS SÍNTOMAS

 Cansancio.

 Malestar general.

 Falta de concentración.

 Fallos de memoria.

– Problemas respiratorios.

– Alteraciones digestivas.

Publicidad