Miércoles, 22 de Septiembre de 2021

Un giro inesperado ha trastocado la política de la Diputación de Teruel que tiene sus ecos en el gobierno cuatripartito de Javier Lambán que gobierna Partido Aragonés, Chunta Aragonesista y Podemos. La decisión de los críticos del PAR de aliarse con Ciudadanos en la provincia turolense pone contra las cuerdas al líder del PAR y vicepresidente aragonés, Arturo Aliaga. Los críticos no han ocultado sus ganas de deshacerse del liderazgo actual por dejar sin alma política al PAR en un cuatripartito de izquierdas. Y en su interés de doblegar el liderazgo del PAR en el futuro congreso que se ha convocado para el próximo mes de octubre, esta acción ha sido el primer paso.

El acuerdo alcanzado entre los críticos del PAR, encabezados por Berta Zapater que ejerce de concejal en Alcañiz y diputada en la Diputación de Teruel, podría ser el primer paso para hacer saltar por los aires la gobernabilidad de varias instituciones. Si este acuerdo, por el momento puntual de “colaboración”, llega a materializarse en mociones de censura provocaría una inestabilidad política que permitiría cambiar el tablero político de instituciones clave en la gestión autonómica. Por ejemplo, en la diputación de Teruel donde los cinco diputados del PAR dieron el poder al PSOE, dentro del pacto de gobierno de Aragón firmado por Arturo Aliaga y el socialista Javier Lambán.

Es más, este acuerdo entre los críticos del PAR y Ciudadanos en la provincia tiene el beneplácito del líder de Cs, Daniel Pérez Calvo. Lo que supone una casi OPA hostil al PAR de Arturo Aliaga que se encuentra en un momento de debilidad al existir voces que piden que deje la presidencia del Partido Aragonés o que se inicie una refundación.

Tras la noticia, el Partido Aragonés no dejo escapar ni un minuto para tomar consideración de lo sucedido con un acuerdo alcanzado en su máximo órgano de partido. La Comisión Permanente del PAR desautorizó a las pocas horas de este jueves el acuerdo alcanzado por la representante de este partido en la Diputación de Teruel (DPT) Berta Zapater con Ciudadanos en la institución provincial.

Además, la Permanente señaló que “en ningún caso” Zapater puede negociar acuerdos con otros partidos, por lo que trasladará esta situación a la Comisión de Disciplina del PAR “por si pudieran ser objeto de un expediente disciplinario”. La Comisión Permanente ha apercibido a Zapater y ha advertido de que si reitera estos hechos “al margen de las decisiones que se toman en los órganos de dirección” del PAR aplicará el artículo 21 de los Estatutos del PAR, de forma que podría suspenderle de militancia.

Publicidad