Jueves, 26 de Noviembre de 2020

El presupuesto del Gobierno cuatripartito de Aragón (PSOE, Podemos, PAR y CHA) para el año 2021 ha superado este jueves el primer trámite parlamentario con el mayor apoyo nunca logrado por unas cuentas, el de seis fuerzas políticas, las cuatro que sustentan al Ejecutivo más Ciudadanos e IU.

Por otro lado, PP y VOX lo han rechazado al considerar que no resuelve los problemas generados por la crisis del COVID-19 y no es creíble.


Publicidad


Unas cuentas que se elevan a 7.554 millones, 6.177 de ellos de gasto no financiero para fortalecer los servicios públicos y revitalizar la economía tras el COVID-19 y que según ha afirmado en del debate de totalidad el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, se trata de un presupuesto excepcional en una etapa igualmente excepcional orientado al cumplimiento de los acuerdos de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica.

UN APOYO INÉDITO

Presupuestos que han apoyado los socios del cuatripartito además de Cs, porque entiende que es momento de acuerdos y de construir desde la oposición y la centralidad política, y además contiene “líneas naranjas”, e IU, por el compromiso del consejero a negociarlos en la fase de enmiendas para avanzar más en el fortalecimiento de los servicios públicos, entre otras cuestiones, y de ello dependerá el voto final.

Por el contrario, para la portavoz del PP, Mamen Susín, no resuelven los problemas de hoy e hipotecan a las generaciones futuras con una deuda a final de 2021 de 10.000 millones y, además, el Gobierno, que a su juicio exige “acatamiento” cuando pide lealtad, ha demostrado que no es de “fiar”, porque “ha traicionado” el pacto de los grupos en torno a esa estrategia cuyas medidas eran patrimonio común, “no una nómina individual de cada partido, sindicato o asociación empresarial”.


Publicidad


También ha votado en contra VOX, cuyo portavoz, Santiago Morón, ha incidido en que es un mal presupuesto para Aragón y en que se ha perdido la oportunidad histórica de recuperar la confianza de los aragoneses en sus gobernantes, ya que el “ajeno a la realidad de Aragón”.

Publicidad