Domingo, 05 de Febrero de 2023

El anuncio del Gobierno de Aragón de que va a desviar la casi totalidad de los fondos europeos Next Generation que le corresponden para la destrucción del valle pirenaico de Canal Roya mediante la unión de las estaciones de esquí de Astún y Aramón-Formigal supone atravesar varias líneas rojas. Este es el resumen al que llegan distintos colectivos de ecologistas y medioambientalistas.


Publicidad



Publicidad


Según un texto al que ha tenido acceso HOY ARAGÓN, consideran que el daño más importante, supone planear la destrucción de Canal Roya. Valle pirenaico de alta montaña, forjado durante milenios por glaciares y volcanes para conformar un paisaje del máximo valor natural y cultural (durante siglos ha sido un lugar sagrado para nuestros ancestros, con varios yacimientos que lo atestiguan) que es la auténtica cuna de Aragón. Fruto de ese gran valor, está inmerso en un proceso para su declaración como espacio protegido (Parque Natural Canal Roya Anayet) que hace que sea ilegal el proyecto de unión de estaciones.

Por otro lado, cuentan en el citado texto, los fondos europeos desviados están pensados para la recuperación mediante la transformación sostenible tras la crisis covid. Entre sus fines y objetivos figuran varios que son justamente contrarios a un proyecto de estas características. Los engloba el principio fundamental de no hacer daño significativo a los ecosistemas (DNSH por sus siglas en inglés). Principio que queda claramente vulnerado con la unión de estaciones de esquí por Canal Roya. No solamente es la destrucción de Canal Roya, insisten en el texto los ecologistas, es el dinero que se va a dejar de emplear en aquellos proyectos que sí cumplen con estos criterios y que serían los que le darían un futuro a la zona.


Publicidad


Por si fuera poco, fuentes del movimiento ecologista consideran que este desmesurado proyecto niega con rotundidad el cambio climático. Los estudios científicos del OPCC (Observatorio Pirenaico del Cambio Climático) alertan de la reducción de la nieve en nuestra cordillera y de la necesidad de transformar/desmantelar las actuales estaciones de esquí en estaciones de montaña basadas en el valioso paisaje de montaña. Justo lo contrario de lo que hace este proyecto negacionista.

Por todo ello, una vez dado este paso por el Gobierno de Aragón, se ponen en marcha los equipos jurídicos de la propia Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón y de las organizaciones ambientales estatales (Canal Roya es un lugar emblemático de paisaje de alta montaña en todo el estado) para diseñar las denuncias ante Europa y ante los tribunales españoles.


Publicidad


Del mismo modo, han solicitado sendas entrevistas con el Consejero de Medio Ambiente y con el Director General de Medio Natural, como máximos responsables de la declaración en espacio natural de la zona y de la preservación de sus valores para conocer qué pasos piensan dar para cumplir con su cometido.

Publicidad