Martes, 27 de Septiembre de 2022

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha ido perdiendo apoyos a lo largo del día, con el pronunciamiento de muchos dirigentes del PP a favor de que se celebre un Congreso extraordinario que supere la crisis del partido y frene la “sangría de votos”. Desde esta mañana ha habido una cascada de dimisiones de su núcleo duro, como el secretario general del PP, Teodoro García Egea, así como Martínez Almeida de portavoz nacional o las dirigentes Belen Hoyo y Ana Vazquez. Por otra parte, diputados, dirigentes provinciales, regionales y alcaldes planteando la necesidad de un cambio. Algunos apuntan ya públicamente al presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, como relevo de Casado.

Este posicionamiento quedará constatado mañana en la reunión convocada con los presidentes autonómicos y regionales del PP. La mayoría de estos coinciden en que Pablo Casado debe marcharse y se debe convocar cuanto antes un congreso extraordinario y así se lo dirán mañana a partir de las ocho de la tarde, según han informado a Europa Press fuentes próximas a los ‘barones’ territoriales. Y aunque el presidente gallego Feijóo no ha querido decir con claridad si él se presentará para presidir el PP, sí ha dejado la puerta abierta al afirmar hoy que todos deben tomar decisiones, él entre ellos, y que sus decisiones las tomará en función de lo que observe en el partido y de lo que “el partido pida que haga”.

LOS BARONES, CONTRA CASADO

En cualquier caso, en el día de hoy se han ido sucediendo las declaraciones públicas de los presidentes regionales pidiendo un Congreso extraordinario. Así lo ha hecho Carlos Mazón, presidente del PP valenciano, aunque ha rechazado hablar de nombres para sustituir a Casado; Jorge Azcón, presidente del PP de Aragón; Alejandro Fernández, de Cataluña; Carlos Iturgáiz, quien reclama un Congreso de “unidad”; la presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, quien considera que Casado debe darse cuenta de que tiene que pasar página. Se ha pronunciado a favor de adelantar el Congreso hasta el presidente del PP de Murcia, Fernando López Miras, hasta ahora defensor del secretario general del PP, el también murciano Teodoro García Egea. Sin embargo, ahora cree “insostenible” la situación y pide actuar con “responsabilidad”.

Además, otros territorios, como Canarias o las estructuras del PP de Valencia, han emitido comunicados en favor de un cónclave popular que resuelva “cuanto antes” la crisis del partido y evite que siga desangrándose. Mientras que el PP andaluz, lo ha dicho a través de su portavoz. Una idea que han apoyado en Andalucía otros dirigentes como el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, quien ve “dolorosa e insostenible la postura de la dirección nacional”; el alcalde del Rincón de la Victoria quien ha incidido en que el PP debe “volver a ser la solución y no un problema”.

Las críticas a la dirección nacional también llegaban a media mañana de un grupo de dirigentes del Grupo Popular en el Congreso, que han suscrito un comunicado conjunto pidiendo la destitución inmediata de Teodoro García Egea, y la convocatoria de un congreso extraordinario. Los firmantes –Guillermo Mariscal, Pablo Hispán, Adolfo Suárez Illana, Ignacio Echániz, Sandra Moneo y el aragonés Mario Garcés— señalaban que con este documento respaldaban lo manifestado por la portavoz, Cuca Gumarra, y por la ex presidenta del congreso, Ana Pastor, que se distanciaron del líder del PP en la maratoniana jornada de reuniones de este lunes.

APUESTAN PÚBLICAMENTE POR FEIJÓO

La apuesta porque el próximo líder del PP sea Alberto Núñez Feijóo ya está traspasando los comentarios confidenciales de los dirigentes populares. De hecho, algunos han empezado a exponer en público sus simpatías. Este es el caso del portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, quien ve al presiden gallego como la “mejor” opción para liderar el PP. La presidenta del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga, también ha sostenido que el sucesor debe ser Feijóo por ser el “líder natural” y un “referente moral”. El presidente del PP de Aragón, Jorge Azcón, le ha elogiado por sus “cuatro mayorías absolutas”, mientras que el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, lo considera un “gran activo”.

Así mismo, la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo ha apostado por Feijóo para pilotar la etapa de “transición” que, a su juicio, debe abrir el PP hasta la celebración del congreso del partido. Aunque en el cónclave popular, cree que debe presentarse la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Publicidad