Jueves, 23 de Septiembre de 2021

“Este hotel se encuentra okupado por personas sin techo. Llama antes de entrar por tu seguridad, gracias”. Es el mensaje que los okupas han puesto en la puerta del antiguo hotel “San Valero” en la calle Manifestación, número 27, en pleno casco antiguo de Zaragoza.


Publicidad


Este establecimiento cerró sus puertas hace 10 años y pasó a formar parte de las propiedades de la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb).

Esta gestora lo puso en venta pero hasta la fecha no ha tenido comprador. Cuenta con 31 habitaciones y más de 1.400 metros cuadrados, que en estos momentos estarían en manos de más de una veintena de okupas.

Desde que estos okupas han entrado en este edificio la tensión en esta céntrica calle de la capital aragonesa ha ido aumentando día a día. Los vecinos denuncian que estos okupas se asoman a las ventanas e insultan a los viandantes, además de amenazarles con agredirles si intentan echarles del edificio.

“Este hotel se encuentra okupado por personas sin techo. Llama antes de entrar por tu seguridad, gracias”

Fuentes policiales consultadas por HOY ARAGÓN han confirmado la existencia de estos okupas en la zona desde hace ya días. Reconocen que están asentados en el edificio y que desconocen el número de personas que hay dentro.

La Policía Nacional ha intervenido ya en varias ocasiones por denuncias de los vecinos y este pasado fin de semana ha llegado incluso a retener e identificar a varios de estos okupas. Sin embargo, todavía no existe una denuncia del propietario del edificio y hasta esto no suceda, reconocen las Fuerzas y Cuerpos se Seguridad, no pueden intervenir y echar a los okupas.

VÍCTIMAS DE INSULTOS Y AMENAZAS

Uno de los vecinos de la zona, presidente de una comunidad contigua al edificio ocupado, Nacho Navarro, ha explicado a HOY ARAGÓN que la situación empeora cada día.

“Han golpeado a un mendigo que pide en esta calle y amenazado a los vecinos que bajan a pasear al perro. De hecho hemos llegado a ver como algunos han entrado con bates y ‘katanas’”, explica Navarro.


Publicidad


Navarro lleva días denunciando esta situación y asegura que se trata de unos okupas violentos que parece ser que querrían presionar al propietario del edificio ocupado para sacar el mayor dinero posible.

Son grupos organizados como los que actuaron ocupando una vivienda de un banco en la plaza San Felipe. Al final se fueron previo pago”, afirma.

Publicidad