Jueves, 28 de Octubre de 2021

Durante el acto de celebración de la fiesta de la Guardia Urbana de Barcelona, el pasado martes, que debía haberse celebrado en otoño del 2020 y se aplazó por motivos sanitarios, se entregaron placas de reconocimiento a dos unidades del Ejercito con base en Aragón.


Publicidad


La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras una propuesta de la Guardi Urbana, entregaba sendas placas de reconocimiento al Cuarto Batallón de Intervención en Emergencias -BIEM IV-, ubicado en las instalaciones de la Unidad Militar de Emergencias -UME- en la Base Aérea de Zaragoza, y a la Agrupación de Apoyo Logístico 41 AALOG, con sede también en la capital aragonesa.

De las doce placas entregadas dos han sido a a los miembros de estas unidades del Ejército por su, dice la nota del consistorio de la Ciudad Condal, “labor relevante en la crisis sanitaria de la COVID-19, tanto por su trabajo asistencial, como por el mantenimiento del civismo y seguridad en la ciudad”.

Ya el pasado verano, el grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona pedía un reconocimiento público a los efectivos de la UME por su labor frente a la COVID-19 por su labor de desinfección en el aeropuerto del Prat y en el Puerto de Barcelona, con despliege de 85 militares desde la Base Aérea de Zaragoza.

UN COMEDOR PARA LOS MÁS VULNERABLES

Hace también un año, miembros de la Agrupación de Apoyo Logístico 41 de Zaragoza, del Ejército de Tierra,  protagonizaba un dispositivo para atender a personas en situación de vulnerabilidad.

Los militares habilitaban un campamento modular en un pabellón de 6.000 metros cuadrados que permitió el alojamiento de hasta un millar de personas y montaban una cocina para darles de comer y protegerles del virus.


Publicidad


En aquel momento, la alcaldesa de Barcelona, a través de un vídeo difundido en las redes sociales agradecía la actuación del Ejército, gesto que volvía a repetir con la entrega de estas placas conmemorativas de agradecimiento.

Hay que recordar que Colau, en marzo de 2016, en el Salón de la Enseñanza de Barcelona explicó a dos militares que se acercaron a saludarle que no deseaba que estuvieran en el certamen “por lo de separar espacios”, dijo en aquel momento. 

Publicidad