Sabado, 19 de Septiembre de 2020

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha adelantado que el Ayuntamiento trabaja en establecer una recomendación, que no obligación, en cuanto al uso del casco en los patinetes, y pide que se use el “sentido común”.

En declaraciones a los medios después de plantar un árbol en la Plaza del Pilar, el primer edil ha afirmado que “lo más importante es la seguridad”, por lo que recomendarán que llevar el casco “va a ser lo mejor“, ya que los accidentes se están incrementando, pero sin obligar a ello.


Publicidad


Por su parte, la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha indicado que tienen que estudiar el nuevo reglamento elaborado por la Dirección General de Tráfico (DGT), porque implicará nuevas acciones y, seguramente, un cambio en las ordenanzas.

UN NUEVO REGLAMENTO

Los patinetes y los monopatines eléctricos o los segway, como vehículos de movilidad personal (VMP), cuentan con una normativa para uso que fija unas sanciones para los infractores que oscilarán entre los 100 y los 1.000 euros, en el caso, este último, de que el conductor haya consumido drogas.

Ante el bloqueo legislativo y hasta que sea posible aprobar la reforma del Reglamento General de Vehículos, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado una instrucción transitoria define estos aparatos y que está dirigida a los usuarios, a los ayuntamientos y a los agentes de la autoridad.


Publicidad


Por ello, la consejera de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha considerado que el texto era “muy necesario” para “poner orden” en cuestiones relacionadas con estas nuevas formas de movilidad.

En cuanto al uso del casco, ha señalado que sería “susceptible” de ser obligatorio en estos vehículos por la velocidad que alcanzan, pero ha apuntado que “igual se puede sustanciar con una recomendación”.

En cualquier caso, ha informado de que analizarán “pros y contras” dado que es posible que la propia DGT acabe obligando a su uso en un futuro.

Publicidad