Sabado, 22 de Enero de 2022

El comité de empresa de Avanza, concesionaria del servicio de autobús urbano en la capital aragonesa, ha informado que desde el próximo lunes, 17 de enero, hasta el día 21 se mantienen los paros parciales previstos, de las 12.30 a las 16.30 horas, al no llegar a un acuerdo con la compañía.

En una nota de prensa, los representantes de los trabajadores del bus urbano han señalado que la dirección de la empresa ha asistido a la reunión de este viernes “sin ningún tipo de propuesta”, mostrando “exclusivamente” interés en la desconvocatoria de los paros parciales de la próxima semana, a cambio de ofrecer un par de reuniones, para el próximo martes y jueves.

Avanza, concesionaria del servicio público de autobús urbano en la ciudad de Zaragoza, ha lamentado que el comité de empresa “dinamite” cualquier avance en la negociación al negarse a suspender los paros. Este viernes se han reunido la dirección de Avanza y dicho comité con el fin de poner fin a la huelga, lo que ha supuesto, según la compañía, una nueva oportunidad perdida por la “cerrazón” demostrada por los representantes de los trabajadores.

En el encuentro, la dirección ha propuesto un calendario de reuniones de la comisión negociadora para la próxima semana, con la única condición de acabar de forma temporal con los paros parciales. Por su parte, el comité ha rechazado la propuesta, “dinamitando” así cualquier acercamiento y demostrando una vez más su “nula vocación negociadora”, ha sentenciado Avanza.

Así, el comité ha aceptado celebrar dichos encuentros pero han condicionado la suspensión de la huelga al contenido de estas reuniones, y al grado de cumplimiento y consecución de acuerdos, para evitar “experiencias anteriores” en las que el resultado ha sido un “rotundo fracaso” por la “falta de voluntad” para llegar a pactos mostrada por la multinacional Avanza, que “mientras no aborda unos asuntos, directamente veta otros”. Por el momento, la huelga ya cumple varios meses sin vislumbrarse ningún acuerdo en el horizonte y las posturas por el acuerdo están cada vez más alejadas.

Publicidad