Martes, 29 de Noviembre de 2022

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, y la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, presidirán este jueves, 10 de marzo, en Zaragoza, las Jornadas del Sistema Nacional de Salud (SNS) sobre Vigilancia en Salud Pública. En ella, se reunirá a los consejeros de Sanidad de las diferentes comunidades y ciudades autónomas. La sesión tendrá lugar en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, a partir de las 9.00 horas.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha explicado este miércoles que el encuentro va a contar con dos ámbitos, uno técnico, donde se revisarán los procesos de vigilancia epidemiológica de la COVID-19, y un ámbito más institucional, donde se reunirán los consejeros y se evaluará el nuevo escenario de transición respecto a la gestión de la pandemia. “Se trata de un hito”, tras las evidencias obtenidas durante dos años de pandemia, el elevado porcentaje de población vacunada y una menor virulencia de la cepa actual, “que hace que nos movamos en un escenario diferente y podamos a empezar a interesarnos por la enfermedad de la COVID-19 como cualquier otra respiratoria”, ha explicado la consejera.

Ha opinado que habrá que modificar los sistemas de vigilancia “de forma gradual”, además de unificar criterios, tanto científicos, como entre las comunidades autónomas. “Se hablará de todo, de aspectos preventivos, de la realización de cuarentenas, de controles de la red centinela y de los signos de alarma que permitan detectar que la enfermedad está evolucionando de forma no previsible“, ha relatado la consejera.

En relación con la supresión de la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores, Repollés ha esgrimido: “Más pronto que tarde tendremos que planteárnoslo, pero de forma gradual y ahondando en la protección de las personas vulnerables; si no se habla mañana, en las próximas fechas, dentro de conjunto de nuevas medidas para la gestión de la pandemia”. Según fuentes cercanas a Sanidad, será en el día de hoy cuando se ponga una fecha cercana al fin de las mascarillas en interiores.

Ha abundado al señalar: “Inevitablemente pronto tendremos que dejar la obligatoriedad de su uso”, aunque se mantenga de manera preventiva para proteger a los más vulnerables o en espacios donde se considere que pueden ser más propicios a los contagios.

Publicidad