Domingo, 23 de Enero de 2022

Bajo el paraguas de preservar la salud pública, el Gobierno aragonés ha decretado severas restricciones cuando los contagios de COVID19 estaban disparados. Y cuando los datos de contagios han mejorado, las restricciones se han levantado. Ha sido el día a día de cientos de municipios.

Una tesis que comparte la alcaldesa de Teruel, Emma Buj (PP), desde el inicio de la pandemia con extrema prudencia por la difícil situación sanitaria. Sin embargo, con la actual incidencia acumulada de Teruel que se sitúa en uno de los mejores datos de contagios desde hace meses y ningún ingresado en la UCI del Hospital Obispo Polanco, la primer edil Emma Buj atiende a HOY ARAGÓN para reclamar que se levanten las restricciones por parte del Gobierno de Aragón.


Publicidad



Publicidad


PREGUNTA. Teruel está en unos índices bajísimos de contagios y el hospital lleva días sin pacientes COVID en UCI. Sin embargo, siguen las restricciones impuestas por el Gobierno de Aragón. ¿Por qué la consejería de Sanidad no modifica las restricciones?

RESPUESTA. Me gustaría que existiera una modulación de horarios y restricciones conforme a la realidad epidemiológica de los territorios. Teruel lleva mucho tiempo con datos muy bajos a nivel de contagios pero seguimos en fase 3. No es lógico. Entiendo la dificultad de la situación pero no me parece lógico que se nos aplique estas restricciones. Debería aplicarse el mismo rasero.

¿Cree que hay un criterio impuesto en Teruel que va más allá de lo sanitario?

Me gustaría que lo respondiera el Gobierno de Aragón porque yo no he obtenido respuesta. Es el Gobierno de Aragón quien tiene que explicar porqué no aplica las modulaciones con el mismo criterio a todos. Cuando Teruel tuvo un pico de incidencia sólo se aplico en Teruel y no en el resto de Aragón. Pero cuando pasa en otros municipios de Aragón se hace a nivel general. No quiero especular porque son temas delicados pero no sé a qué motivo obedece que sigan las restricciones en Teruel. Hay una disparidad de criterios en cada municipio.

¿Hay un criterio más político que sanitario? ¿O quizá percibe arbitrariedad en las decisiones?

No voy hacer esa afirmación porque son temas delicados y una acusación de este tipo no es lo más oportuno. No diré yo eso. Lo que digo es que no hay claridad de criterios, que hay contradicciones permanentes.

“No hay claridad de criterios, hay contradicciones permanentes”

¿Ha pecado de prudencia por no exigir a Sanidad que relaje antes las restricciones en Teruel cuando los contagios estaban descendiendo hace semanas?

Lo he solicitado de una forma más educada, formal y cordial desde hace tiempo. He manifestado que a Teruel se le debe aplicar la fase 1 de restricciones y no la fase 3. Lo mantengo firmemente, pero no hace falta hacerlo de una forma más altisonante sino ser serio y mantener la postura que defendemos desde hace días.

¿Se ha sentido poco escuchada o comprendida por la Consejería de Sanidad durante la pandemia? Solicitó un cribado masivo de PCRs en febrero que se rechazó. A día de hoy siguen las restricciones cuando la incidencia de contagios es de pocos cada día.

No es cuestión de que me escuchen a mí o a Teruel sino al sentido común. Con un pico grave pedí un cribado masivo que estaba ya haciéndose en otros municipios. No me inventaba nada. Se hacía en otras comunidades autónomas con ciudades que tenían picos similares a Teruel. Ese cribado masivo no se consideró. Ahora no se reconocen las reclamaciones de la ciudad para bajar las restricciones que piden todos los sectores. El Gobierno de Aragón no es receptivo.

Además en Teruel hemos tenido siempre sentido común y responsabilidad. La ciudad ha mantenido siempre buenos datos de contagios salvo en momentos muy puntuales. Y se está mirando hacia otro lado con oídos sordos de lo que piden todos los sectores.


Publicidad


¿Ha importado poco la realidad epidemiológica de Teruel y sí se ha priorizado a la ciudad de Zaragoza u otros municipios de Aragón?

He sentido que muchas veces se atrevían a tomar medidas de restricciones de forma aislada en Teruel y que no se atrevían tomar en Zaragoza.

El próximo 9 de mayo se prevé que decaiga el estado de alarma. ¿Es el momento de relajar al máximo las restricciones?

Es el momento de que sigamos siendo responsables con el uso mascarilla e hidrogel. Lo que pide Teruel es que nos abran ya con la Comunidad Valenciana y que es el momento de que haya un desconfinamiento de las comunidades autónomas, como ya ha dicho Valencia que hará después del 9 de mayo. Y Aragón debería tomar esta medida. Para la economía de Teruel es fundamental porque el turismo u otros sectores dependen directamente de la relación con Valencia. Espero que el 10 de mayo se proceda esta apertura.

Publicidad