Jueves, 18 de Agosto de 2022

El director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, ha asegurado que la situación de precios altos de la energía “no viene bien a ninguno” y ha añadido: “aunque parezca extraño tampoco a nosotros, como empresa suministradora, porque una parte la compramos en el mercado a precios muy altos y es una situación indeseada para todos”. Ignacio Montaner ha explicado que las peticiones del bono social ya están aumentado y las medidas de acompañamiento al colectivo más vulnerable para hacer frente a la factura se aplican desde hace meses y se ha aumentado la parte financiada de la factura, que oscila entre el 60 y el 70 por ciento, hasta el mes de junio.

Tras indicar que Endesa ha tomado medidas “desde el primer momento”, ha observado que las empresas eléctricas “están señaladas”, pero ha puntualizado que “no todo el sector tiene la misma implicación”. En el caso de Endesa ha comentado que disponen de centrales inframarginales en la que “no aprovechamos los precios altos del pull para vender esa energía”. “Hay una parte de nuestros contratos que están vendidos a plazo y supone que no participan en las subastas diarias”. “Vendemos más energía de la que generan nuestras centrales inframarginales, que esa si se compra en el pull. Buscamos, desde el primer momento, productos para que los clientes puedan evitar esta subida”.

En cuanto a medidas como limitar el precio de la luz, Montaner ha advertido de que el mercado de la luz es “muy complejo e intervienen muchos factores que están muy interconectados”. Por ello, ha precisado que “no se puede hablar de un mercado energético español porque está conectado con Portugal y el resto de Europa y las medidas que se tomen tienen que estar lo más consensuadas posible porque pueden afectar a otros países”.

Ha recordado que la UE tiene previsto analizar las mejores medidas para evitar que esta escalada de precios del gas, que afecta a la electricidad, perjudique más al conjunto de la competitividad europea y de todos los ciudadanos. Ignacio Montaner ha realizado estas declaraciones durante el acto de inicio de la ampliación de la subestación de Endesa Torre Olivera para abastecer a los autobuses eléctricos urbanos de Zaragoza.

DECISIONES EQUIVOCADAS

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, que también ha acudido al acto ha agregado: “me encantaría que el Ayuntamiento tuviera una tarifa plana, pero el anterior gobierno decidió de “forma equivocada” comprar la energía al pull y cada día que se multiplica el precio de la energía se pagan una extraordinarias cantidades de dinero por “equivocarse en la decisión, a pesar de que se advirtió por la oposición”.

Azcón ha aclarado que si en la actualidad el Ayuntamiento de Zaragoza tuviera un contrato a precio fijo como otras administraciones, como el tranvía, “se pagaría mucho menos dinero del que se paga, pero esa decisión costará decenas de millones de euros al Ayuntamiento”.

Ha trasladado la reflexión de que “decisiones erróneas como la del Gobierno municipal anterior de comprar directamente la energía contrasta con este proyecto de inversión de futuro de mayor eficiencia energética que permitirá que Zaragoza “no solo sea más limpia y el transporte más confortable, sino que se pagará menos por la energía de lo que se pagaba”.

Azcón ha concluido al subrayar que el Gobierno PP-Cs “ha tenido visión para apostar por el futuro de vanguardia y que los ciudadanos paguen menos dinero del que venían pagando”.

Publicidad