Domingo, 26 de Septiembre de 2021

El confinamiento poblacional decretado a partir del 15 de marzo del año pasado podría haberse evitado. Así lo admitió Fernando Simón, cara visible de la pandemia y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del ministerio de Sanidad en el transcurso de una entrevista que le realizó el mallorquín Joan Carles March, de la prestigiosa Escuela Andaluza de Salud Pública.


Publicidad


“Se hizo porque había muchas incógnitas sobre qué medidas iban a servir y cuáles no. Fíjate que en la segunda y tercera ola no se realizó un confinamiento igual, pero es que tampoco era necesario hacerlo. Si hubiéramos tenido la experiencia de un confinamiento en la primera ola seguramente tampoco hubiera sido igual. Que alguien salga de su casa solo, no entraña un riesgo para nadie, pero en el confinamiento había mucha presión porque eso no se permitiera”, explicó.

En otro momento de la entrevista, subrayó que “nuestro sistema de Atención Primaria (AP) no estaba bien dimensionado en cuanto a profesionales”.

“Nuestro sistema de AP es algo que pocos países tienen, un equipo de primera línea que actúa como una barrera, tan potente, tan buena y tan exitosa como la que hemos tenido nosotros y se ha visto claramente en esta pandemia que hemos estado esquilmando o acabando con ese recurso tan bueno que teníamos. Ahora yo creo que vamos a conseguir que la AP tenga el sitio que tiene que tener. Yo creo que es clave, ya no por cuestiones puramente sanitarias desde el punto de vista medico asistencial, si no porque son nuestra primera entrada de comunicación y de formación de nuestra población y creo que eso teníamos que haberlo hecho desde mucho antes”, añadió.


Publicidad


También aludió Simón a la falta de mascarillas y de equipos de protección en los meses iniciales de la pandemia lo que, a su juicio, demostró la falta de reservas estratégicas de materiales de la que adolece este país.

“Creo que tenemos que tener más reservas estratégicas de las que tenemos, y eso que disponemos de algunas desde hace tiempo, pero nos hemos dejado para más tarde las que eran más importantes ahora. Dicho eso, es verdad que desde el Estado nunca podremos ni creo que debamos tener reservas estratégicas para toda la población. Nuestras reservas estratégicas (…) deben dirigirse a garantizar la autosuficiencia durante un periodo, no muy largo porque tampoco se puede ya que serían millones de mascarillas, de guantes, de batas que se gastan diariamente en España. Por lo tanto podemos garantizar una cierta cantidad durante un periodo pero tenemos que conseguir mecanismos para que en ese periodo se puedan obtener los mecanismos de aprovisionamiento”, diferenció.


Publicidad


“Sí que creo que en España y en otros países del mundo hemos fallado con nuestra visión de la globalización. La globalización se ha convertido en que un solo país nos provee a todos de todo y eso ha sido un error enorme. No quiere decir que tengamos que fabricar todos los días mascarillas en España, pero no podemos permitir que el único país que fabrica, que puede fabricar y que sabe fabricar mascarillas en el mundo, sea China. Tenemos que conseguir unos mecanismos empresariales en España que si es necesario activar producción local, se active, si podemos que alguien produzca, aunque sean pocas, rutinariamente en España y que se le garantice que se le van a comprar aunque sean un poco más caras y que se distribuyan en el sistema para mantener esa capacidad en activo”.

Simón también abordó este asunto señalando que teníamos que haber reforzado nuestro sistema de vigilancia. Llevamos en el Ministerio ya bastante años intentando implementar la Ley General de Salud Publica de 2011 y uno de los aspectos claves de la Ley General de Salud Publica es la Red de vigilancia en Salud Publica, teníamos que haber conseguido una red de vigilancia con todos esos sistemas de información y teníamos que haberlo conseguido ya”, señaló admitiendo su parte de responsabilidad en esta carencia.


Publicidad


“Sí que creo que podríamos haber presionado mucho mas a nivel internacional, en concreto a la OMS y a China, para tener mas información antes y de mayor calidad. Yo creo que China no ocultó demasiada información. Algo seguro que ocultaría, algo que querrían verificar y eso retrasa la información, pero yo creo que no ocultaron demasiada. Sí que creo que en algunos casos no tenían suficiente y en momentos claves no se hizo el esfuerzo internacional. Creo que en eso fallamos un poco”, admitió.

Publicidad