Jueves, 13 de Mayo de 2021

La Policía Nacional ha disuelto dos fiestas ilegales que se han saldado con tres jóvenes detenidos en la capital turolense, como presuntos autores de un delito de resistencia y desobediencia, y veinticinco propuestas de sanción en Valderrobres, por incumplimiento de la normativa Covid-19, así como por tenencia de sustancias estupefacientes.


Publicidad


En el caso de la fiesta registrada en la capital turolense, los hechos sucedieron en torno a las 02.00 horas de la madrugada del pasado sábado, en un piso de la Avenida de Zaragoza, donde los agentes tuvieron que acudir por segunda vez tras no conseguir poner fin a una fiesta ilegal.

En la primera salida, sobre las 22.30 horas, la moradora de la vivienda negó el paso a los agentes actuantes, que no pudieron comprobar cuánta gente se hallaba en el interior, según informa la comisaría provincial en nota de prensa.


Publicidad


Horas más tarde, en torno a las 02:00 de la madrugada, una llamada de un vecino alertaba que en el mismo lugar se estaba produciendo una pelea entre los asistentes a la fiesta y, una vez allí, varios de los jóvenes intentaron huir del inmueble, si bien la rápida actuación de agentes impidió que abandonaran el lugar.

Varios de los asistentes decidieron desalojar el inmueble de forma voluntaria con una propuesta de sanción por su participación en la fiesta ilegal, pero tres de los jóvenes, de entre 19 y 20 años, fueron detenidos por las reiteradas veces en las que desobedecieron las indicaciones de los agentes y fueron puestos a disposición judicial, tras lo que quedaron en libertad a la espera de Juicio.

En Valderrobres ese mismo día efectivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Teruel desmantelaron otra fiesta ilegal en la que participaban unas trece personas de edades comprendidas entre los 17 y 22 años.


Publicidad


Los guardias civiles realizaban servicios de prevención y observaron un haz de luz procedente de una nave situada en un polígono industrial, por lo que, en aras de evitar un posible robo, los agentes se acercaron al lugar, donde comprobaron como aproximadamente trece personas, algunas de ellas escondidas debajo de vehículos aparcados en el interior, estaban celebrando un cumpleaños.

En la fiesta, además de bebidas alcohólicas, también se estaban consumiendo sustancias estupefacientes, según informa el instituto armado en nota de prensa, por lo que se van a tramitar 25 propuestas de sanción con motivo del incumplimiento de la normativa COVID, así como por tenencia ilícita de sustancias estupefacientes

Publicidad