Martes, 07 de Julio de 2020

La fotografía es parte de nuestra vida. Nos cambia la perspectiva del momento. Nos engatusa hasta el delirio por su belleza. O por la sencillez de retratar lo cotidiano.

Nos hace cuestionarnos una serie de preguntas. Sino lo consigue, será una bonita imagen más destinada a ser únicamente observada. Y después, olvidada.


Publicidad


Las redes sociales han terminado por democratizar las imágenes. Todos son capaces de captar el mejor momento de cualquier lugar. No importa si es un atardecer en Paris o unas patatas bravas del Montesol. Instagram ha levantado una polvareda de fotógrafos amateur.

Sin embargo, la fotografía tiene que ir mucho más allá. Hay imágenes que deslumbran por su calidad gracias al buen hacer de un fotógrafo que impacta su mirada para capturar un instante. Ellos son los que le dan valor a la fotografía en un mundo cada vez más visual. Y contaminado de fotografías de casi cualquier cosa.

Y en Aragón están emergiendo un nutrido número de fotógrafos que, dentro de la marea de fotografías en Instagram, se están haciendo un hueco importante con sus imágenes perfectas. Y sumamente cuidadas.


Publicidad


1. Juan de Francia

Este chaval zaragozano tiene apenas 15 años. Estudia 4º de la ESO y siempre le ha gustado aprender de las cosas. Cosas que aunque las veía completamente imposibles pero siempre tenía la sensación de que si la gente podía hacerlas, ¿por qué él no?

La fotografía es su manera de trasmitirle a la gente lo que siente a través de una imagen. Entiende que la mayoría piensan que una foto tiene que ser perfecta. Con una luz perfecta, un enfoque perfecto, etc. Pero realmente, él no lo ve así. Juan comprende que la fotografía perfecta es aquella que la miras, y aunque esté completamente borrosa, te transmite un mensaje.

Una de las mejores fotografías de su trabajo / Juan de Francia

Instagram: @juandefrancia

2. Antonio Manresa

Lleva poco más de un año potenciando su fotografía profesional en Instagram. Antonio Manresa -su nombre artístico es Le Antuan- cuenta con 22 años de edad, y acumula miles de seguidores en redes sociales.

Desde hace un año abrió la cuenta en Instagram como plataforma más profesionalizada de subir todos sus trabajos fotográficos. Actualmente, este joven zaragozano cursa el último año de la carrera Publicidad y Relaciones Públicas. Eso sí, compagina sus estudios con el pluriempleo.

La fotografía empezó siendo un hobbie desde pequeño pero se ha convertido en su proyecto laboral. Realiza videos corporativos para otra entidades y trabaja en el departamento de comunicación de una empresa de muebles.

Ha colaborado en trabajos fotográficos en eventos de Redbull, TGB y varias marcas de ropa… y también fotografía a todos aquellos que quieran. Es cuestión de contactar con él.

‘Le Antuan’ perfila cada retrato con detalle / Antonio Manresa

Instagram: @le.antuan

3. Diego Pérez

Diego Pérez empezó con la fotografía a los 4 años. Se dice pronto. Poco a poco decidió hacer sesiones más personales a amigos, conocidos o todo aquel que se ponga delante de su cámara. Y ahora con 18 años su trabajo es cada vez más reconocido por varias marcas o modelos. 


Publicidad


El joven fotógrafo reconoce que uno de los hechos que le impulsaron a la fotografía fue su padre. Un fotoperiodista que siempre ha estado, y está, intentando darle consejos en todos sus trabajos.

C Tangana, durante un concierto en el espacio Zity de Valdespartera / Diego Pérez

Instagram: @sh2ots_

4. Eduardo Rivera

Este fotógrafo de Zaragoza de tan sólo 19 años trabaja actualmente como fotógrafo en las conocidas discotecas ‘Babia’ e ‘Inöpia Club‘. A su vez, estudia ‘Iluminación y Captación de la Imagen’.


Publicidad


Reconoce que la fotografía sigue siendo su hobby principal, pero lo intenta -cada vez más- enfocarla de forma más creativa para no mezclar su trabajo y lo que le apasiona.

El influencer zaragozano Lucas Lorén / Eduardo Rivera

5. Natalia Pérez

Natalia Pérez es una joven fotógrafa de 22 años. Estudia Comunicación Audiovisual en la Universidad de Navarra. Desde pequeña ha tenido la necesidad de tener una cámara en la mano, tanto para grabar como para hacer fotos. Cualquier cosa que se le cruzara era su objetivo.

En diciembre de 2016, sus padres le regalaron su primera cámara réflex. Y decidió empezar el año 2017 con el objetivo de tomarse la fotografía como algo más en serio. Para motivarse y comprometerse consigo misma, se abrió una cuenta de Instagram con la intención de ir subiendo lo que hacía.

Y así poder mostrar a sus amigos -y otros followers– lo que tanto le gusta. Entiende su cuenta de Instagram como un pequeño lugar donde se siente libre de ser ella misma. Y mostrar lo que verdaderamente le gusta sin importarle el número de seguidores.


Publicidad


Le inspira la naturaleza, concretamente el Valle de Benasque, en el Pirineo aragonés. Por su trabajo fotográfico, le ha surgido la oportunidad de fotografiar en algún evento cobrando por ello. Pero reconoce que su forma de disfrutar de la fotografía es al aire libre. Y por satisfacción propia.

Una maravillosa fotografía de una noche estrellada / Natalia Pérez

Instagram: @natphyy

6. Eduardo Latorre


Eduardo Latorre está estudiando Bachillerato. La fotografía es su hobby desde los cinco años, desde que tuvo su primer móvil -más parecido a un ladrillo que a otra cosa- desarrolló su vocación. Empezó a dar sus primeros pasos, y más aún cuando se unió a Instagram. 

Aquí cultivó sus primeras ideas, y conoció a mucha gente, tanto como usuarios o en quedadas organizadas. Sus referentes desde entonces son Pablo Martín (@pablodmartin), Alberto Sierra (@albertosierra) o Juan Chaves (@kpturas).

Hace un par de años, tuvo en sus manos su primera cámara réflex, una Nikon D5100. Esto suponía un mundo nuevo para él. En un futuro no muy lejano reconoce que no tiene la intención de dedicarse a la fotografía como profesión, aunque le gustaría permanecer en esta línea de la fotografía como una simple afición.

El trasiego de la ciudad de Zaragoza / Eduardo Latorre

Instagram: @edudu_37

7. Diego Salete

Nacido en Zaragoza, y con 19 años, Diego Salete abrazó a su pasión de manera muy natural. Su abuelo fue fotógrafo y su padre amó la fotografía. Parecía que no tenía escapatoria. Con 15 años, como alguno de sus amigos, se compró una ‘GoPro’ para hacer fotografías casi a cualquier cosa.

Con el tiempo, se inquietó con los detalles, los parámetros y entender a fondo de la fotografía. Entiende que, a pesar de haber tenido algún trabajo de fotógrafo, siempre lo ha visto como un hobby


Publicidad


Su ‘mundo’ fotográfico es: hacer fotos con sus amigos de viaje, de sus momentos o de cualquier cosa que merece la pena capturar para el recuerdo. Diego cree que la fotografía es como cualquier cosa en esta vida. Cuánto más te guste y más la disfrutes, más la practicarás y mejorarás.

La ciudad de Zaragoza, inmortalizada una mañana cualquiera / Diego Salete

Instagram: @diegosalete 

8. Jaime Buendía

Jaime Buendía tiene 21 años, es estudiante de Comunicación Audiovisual en la Universidad San Jorge y todavía espera conocer si la fotografía será su profesión en el futuro. De pequeño, como hobby, hacía fotografías en su pueblo junto a su abuelo y sus amigos.

Eso sí, llegó un día que se dio cuenta de que había gente dispuesta a pagarle por hacer las fotografías que creaba.


Publicidad


Le interesa el cine y la televisión, pero reconoce que no son incompatibles con la fotografía. Su pasión es ilustrar lo que sucede. Y espera que el día de mañana pueda trabajar en algo relacionado con ello.

La tonalidad de las fotografías junto al buen uso de la luz definen su estilo / Jaime Buendía

Instagram: @deletingbuendi

9. David Algas

Tiene 23 años y es un ‘proyecto’ de publicista a mitad de camino. Actualmente estudia el tercer año de carrera en Publicidad y Relaciones Públicas. Y está muy enfocado a ello.

Se considera muy creativo y extrovertido. Por lo tanto, intenta transmitir este tipo de cualidades en mis trabajos. Comenzó hace 3 años y medio de manera continuada y seria, ya que había probado con equipos fotográficos de amigos. Sus inicios fueron desde el otro lado de la cámara, como modelo, pero siempre le llamó más estar detrás de ella.

No se considera -todavía- un profesional de la fotografía. Sin embargo, le sirve para evadirse, expresarse y transmitir lo que en cada momento siente. Desde que comenzó he realizado colaboración con reconocidas marcas como Arizona´s Eagle, Redbull, Capitola o Tres46Clothing. Y avisa: está deseando empezar proyectos con coches clásicos o con marcas de ropa a nivel nacional (e incluso internacional).

Una sonrisa en cualquier esquina de la ciudad / David Algas

Instagram: @davidalgas.photo

10. Juan Chaves (Kpturas)

Juan Chaves es una artista (fotografía conceptual) nacido en Colombia, y residente en Zaragoza desde 2001. Con casi 10 años de experiencia en el sector audiovisual ha trabajado con Citroën, Renault, Estrella Damm, etc. Llevando la imagen de estas marcas y sus valores a las redes sociales.


Publicidad


Estos últimos años ha recorrido España junto con @igersacademia dando formación sobre redes sociales, fotografía y edición, con más de 40 talleres y alrededor de 2.000 asistentes en 20 ciudades distintas.

A los 19 años se encontró con la fotografía y desde entonces no ha parado. Cuando llevaba un par de meses con la cámara, ya empezó su andadura profesional por simple diversión. La fotografía era otra forma más para expresarse. Poco a poco se fue convirtiendo en su pasión, el motor de su vida, y a día de hoy no puede salir de casa sin su cámara.

La fotografía para él no es una profesión. Es un estilo de vida. Es casi como respirar. Es difícil explicar porqué lo hace, pero no puede vivir sin ello.

Una fotografía repleta de fantasía / Juan Chavez

Instagram: @kpturas

*Lee aquí el artículo: Los 15 jóvenes aragoneses menores de 30 años con más influencia

Publicidad
No Hay Más Artículos