Miércoles, 20 de Octubre de 2021

Un funcionario de la prisión de Teruel ha fallecido por COVID-19 tras estar ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Obispo Polanco en Teruel desde el pasado 21 de marzo. Sus compañeros comunicaban el fallecimiento del que fuera Jefe de Servicios de la cárcel turolense este fin de semana.


Publicidad


Actualmente en Aragón, según la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP), hay 7 funcionarios más que se contagiaron por coronavirus y un preso que tras pasar la cuarentena tras dar positivo en el test el pasado mes de abril y superar el periodo de cuarentena en prisión se encuentra ya en el módulo de aislamiento en el Centro Penitenciario de Zuera.

Este fallecimiento se une a la solicitud esta semana pasada, por parte de la asociación de Funcionarios de Prisiones Unidos (FPU), de la realización de test masivos (PCR) tanto a funcionarios como a reclusos. Una petición que han dirigido por carta al Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón y a Delegación de Gobierno.

En dicha carta los funcionarios se refieren a su condición de trabajadores esenciales y a la necesidad de evitar futuros contagios. “Trabajamos en un entorno cerrado en el que algunas medidas, como la distancia social, son en ocasiones difíciles de cumplir”, explican desde este sindicato.


Publicidad


Todavía no han recibido contestación a esta solicitud y esperan que sea el gobierno regional quien se encargue de la realización de dichos test. “Ya se han hecho en las prisiones de Asturias, La Rioja y Soria, y se están haciendo en Cáceres y Las Palmas, así que no vemos porqué no se pueden hacer también aquí”, argumentan.

Publicidad