Miércoles, 27 de Octubre de 2021

Están en el edificio que será la vivienda de su vida. Feli Dominguez, José Antonio García, Susana Ederra y Sergio Bergua son cuatro futuros propietarios de Torre Zaragoza, el rascacielos más alto de la ciudad, que está cerca de finalizarse después de casi tres años intensos de una obra emblemática en la capital aragonesa que marcará un antes y un después en la fisionomía arquitectónica. Este edificio situado en la zona que más evolucionará en pocos años, en el entorno de la estación del AVE, el puente del tercer milenio y la zona Expo, tiene 30 plantas y 285 viviendas (todas exteriores) de hasta cinco habitaciones.

Es evidente que por fuera llama la atención pero por dentro lo hará aún mis por su construcción basada en criterios Passivhaus y con las máximas calidades del mercado. Esta es la presentación de un edificio que sin ser estrenado ya es icónico y donde estos cuatro propietarios que conversan con HOY ARAGÓN tienen ganas de vivir cuanto antes.

Dos de las futuras propietarias comentan las obras del edificio Torre Zaragoza durante la entrevista / Xoel Burgués para HOY ARAGÓN

De esta manera tan clara se expresa Feli Domínguez: Me sé desde la primera hasta la última piedra. A menudo paso por aquí y tengo muchísimas ganas de vivir ya en Torre Zaragoza. Será mi vivienda de descanso y la ilusión que tenemos es difícil explicarla”. Las razones para elegir este edificio son variadas: desde la confianza en las construcciones del promotor Grupo Plaza 14 a la espectacularidad de un edificio como Torre Zaragoza con sus 30 plantas y más de 106 metros de altura. Susana Ederra tenía claro que quería encontrar algo por la zona. Actualmente vive en el entorno de la Aljafería y asegura que el entorno de la estación Delicias es a día de hoy la zona urbanística de Zaragoza con mayor proyección.

Cuando salió la promoción se nos ofreció la oportunidad y no dudamos ni un segundo”, cuenta. No sólo se fió de los comentarios positivos sobre la promotora Grupo Plaza 14 sino que las calidades del proyecto le hicieron estar aún más segura. Las calidades son bastante mejores que las otras promociones de la zona. En Torre Zaragoza todo es diferente y exclusivo. Desde las treinta alturas que impresiona, sus dos piscinas o los criterios Passivhaus”, insiste.

Sobre la fiabilidad de las calidades, Feli Domínguez explica que nuestra anterior vivienda también la compramos a Grupo Plaza 14 y lo teníamos clarísimo porque sabemos cómo trabajan y cómo construyen”. La ilusión de los cuatro entrevistados a los pies del edificio de sus vidas se percibe en este reportaje. Y así lo cuenta Sergio Bergua: Lo espero con muchísima ilusión porque llevamos queriendo vivir aquí desde hace casi tres años cuando ya hicieron el espectacular agujero para iniciar la obra”. En el caso de Sergio Bergua, es la primera vez que ve el edificio de la vivienda que compró desde tan cerca y a pocos meses de ser terminado. Cuando vi el proyecto supe que sería el edificio más emblemático de la ciudad en décadas”, detalla. Otro de los aspectos que destaca, y asienten los otros tres propietarios, es la facilidad para conectar desde Torre Zaragoza con las salidas de la ciudad por coche. Y la cercanía a la estación del AVE de Delicias donde sólo hay que cruzar un paso de cebra.

Los cuatro propietarios observan las zonas comunes del futuro rascacielos Torre Zaragoza / Xoel Burgués para HOY ARAGÓN

En el caso de José Antonio García, uno de los aspectos que más le llamaron la atención de Torre Zaragoza fue su espectacular altura como el rascacielos más alto de la ciudad. Nos decidimos por la antepenúltima altura (planta 28) porque no había pisos en las dos últimas, sino solo áticos (se ríe)”. Este zaragozano que ya vive en un noveno quería vivir aún más alto. Siempre hemos querido vivir en un edificio así de alto, espectacular visualmente y con estas calidades. Tiene todo lo que buscamos como edificio”, explica.

Durante esta entrevista, cada uno de los propietarios ya fantasean con cómo será su vida en un edificio así. E incluso señalan su vivienda desde la calle. Un edificio inusual por su vanguardismo en la construcción con la implantación de criterios Passivhaus donde se consume mucha menos energía que en una vivienda habitual que está marcando el futuro del barrio del AVE. Está zona será la que más llame la atención por el desarrollo de nuevas promociones vanguardistas y la remodelación de la avenida de Navarra. Junto a la estación del AVE y con la Expo dando la bienvenida será la tarjeta de presentación de de la ciudad.

De los cuatro propietarios, tres de ellos compraron la vivienda que ahora esperan con ilusión a los pocos días de salir a la venta. Reconocen que el prestigio de Grupo Plaza 14 como promotora, el proyecto icónico y pionero de un edificio así junto a los criterios Passivhaus fueron suficientes para lanzarse a una inversión en la vivienda de sus vidas.

Publicidad