Martes, 07 de Diciembre de 2021

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, señaló en el día de hoy que el Gobierno podría aplicar de forma rápida un nuevo estado de alarma para permitir el confinamiento domiciliario, aunque advirtió de que se debe esperar para ver si las actuales medidas sirven para contener la curva de contagios de Covid-19.


Publicidad


Así lo comentó el ministro Ábalos en una entrevista a Antena3, en la que pidió “no frivolizar” sobre la posible aplicación del confinamiento domiciliario ya que se trata de una situación “muy grave”.

“Precipitar medidas del carácter del confinamiento domiciliario en un momento como el que vivimos es una actuación muy drástica”, señaló el ministro.  Aseguró que la Moncloa no aplicará esta medida hasta el momento en el que tenga “la certeza de que es absolutamente necesaria”.

A este respecto, afirmó que “hoy por hoy se está controlando la situación”. También aseguró que el Gobierno está pendiente de los contagios y que se irá observando cómo evoluciona la curva para ver si es necesario tomar otras medidas, siempre en sintonía con las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

En cuanto a las demandas de los gobiernos de algunas comunidades autónomas por el PP como Andalucía, Ábalos apuntó que algunos partidos tienen “una actitud muy distinta en las administraciones que va más allá de lo que rechazaron en las Cortes”.

Ábalos se refirió también a la previsión de que la vacuna de Pfizer pueda llegar a España en enero. Según el ministro, dicha previsión es la que maneja el Gobierno desde que se iniciaron los ensayos y no ha cambiado mucho por lo que mostró su confianza de que se cumpla.


Publicidad


Por otro lado, se mostró dispuesto a que el Ejecutivo pueda aprobar nuevas medidas de apoyo a sectores como el del transporte que se están viendo especialmente afectados en esta segunda ola del coronavirus, ya sea intensificando las ayudas ya existentes o extendiéndolas en el tiempo.

En todo caso, destacó que el hecho de que puedan llegar las vacunas el año que viene ofrece “un horizonte para saber más o menos cuando podría volver la normalidad”, lo que hace más fácil poder prever cuál debe ser el alcance temporal de las ayudas.

Publicidad