Martes, 13 de Abril de 2021

El Gobierno PP-Cs, liderado por el alcalde Jorge Azcón, ha cerrado el primer trámite para la aprobación definitiva de las cuentas municipales. El acuerdo alcanzado desde la coalición de gobierno con VOX sirve para desatascar el presupuesto que conlleva un aumento de la inversión de un 47,2% o que tiene como objetivo la recuperación económica de la ciudad.


Publicidad


El presupuesto que sube un 2,89%, hasta alcanzar los 824.382.208 euros, se aprobó en el día de ayer en la comisión de Hacienda con los 16 votos necesarios.

La partida presupuestaria de cooperación internacional, por las exigencias planteadas por VOX para la aprobación final, sólo se han reducido en 400.000 euros tras proponer inicialmente la supresión completa. Estos 400.000 euros terminarán en una partida destinada en ayudas de urgencia para los efectos de la pandemia.

En contra han votado los concejales de PSOE, Zaragoza en Común y Podemos. Las cuentas serán ratificadas en un Pleno extraordinario convocado para este jueves donde los votos de VOX también apoyarán las cuentas del Gobierno de Jorge Azcón.


Publicidad


La consejera municipal de Hacienda, María Navarro, ha defendido que se trata de un presupuesto “extraordinario” para una situación “más que complicada” y que, por ello, se centra en las personas y, sobre todo, en las más vulnerables, con el mayor gasto social de la historia del Ayuntamiento (100 millones de euros).

La concejal de Hacienda, María Navarro, durante la comisión donde se aprobó inicialmente el presupuesto / Miguel Gracia / AZ

En este sentido, ha considerado que estas cuentas merecerían al menos de la abstención de la izquierda y ha criticado especialmente que Podemos-Equo presentara una enmienda a la totalidad, que ha sido rechazada, por entender que, con la pandemia, este año “no es como los otros”.

LAS MODIFICACIONES

En la citada comisión de Hacienda donde se aprobaron las enmiendas propuestas por cada partido se vieron, en gran medida, modificadas importantes partidas de las consejerías que gestiona Ciudadanos.

Por ejemplo, deberá renunciar a la reforma de la plaza de San Lamberto y del entorno de la iglesia de Santiago y reconducir esos 2 millones de euros a las zonas más degradadas del entorno de Zamoray-Pignatelli, algo en lo que coincidían tanto VOX como la izquierda.

Lo mismo sucedió con otro de los proyectos estrella de Ciudadanos: la promoción de la ciudad en torno a Goya que se verá reducido en 50.000 euros, o con las políticas de juventud, que también gestiona este partido, de las que se han detraído más de 100.000 euros para otras partidas.

Otra de las modificaciones que ha salido adelante ha sido la de dedicar 350.000 euros a la reforma de la avenida de Cataluña, que no aparecía en un principio y en lo que también ha coincidido toda la oposición.

LAS CRÍTICAS DE LA IZQUIERDA

En el turno de los grupos de la oposición, la socialista Ros Cihuelo ha reiterado que le habría gustado participar en la elaboración de las cuentas porque hubieran llegado a acuerdos.


Publicidad


Desde ZEC, Alberto Cubero ha subrayado que estos presupuestos consolidan los recortes y no tienen ningún modelo de ciudad más allá de ver los “tajos” que va a meter Vox, al que ha calificado como “racista” por promover el “peligroso” discurso de que “primero los de aquí”.

El portavoz municipal de Podemos-Equo, Fernando Rivarés, ha lamentado que no haya habido un presupuesto “de mínimos” pactado por los seis partidos, de lo que ha responsabilizado al Gobierno de la ciudad, en el que ve “cierta inestabilidad”.

Publicidad