Jueves, 18 de Agosto de 2022

Un total de 13.540 hogares de la comunidad autónoma, en los que viven 37.000 personas, reciben el Ingreso Mínimo Vital, que corresponde al Estado, el Ingreso Aragonés de Inserción o ayudas de integración familiar. Así lo ha explicado en rueda de prensa la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, que ha comparecido junto con el secretario general técnico del Departamento, José Antonio Jiménez.

La consejera ha asegurado que esa cifra de 13.540 hogares beneficiarios “no se había dado nunca en la historia de Aragón” y ha precisado que antes de la aprobación y entrada en vigor del Ingreso Mínimo Vital (IMV) estatal, hace ahora un año, la mayor cantidad se alcanzó en mayo de 2020, con 8.077 beneficiarios del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI). A su entender, esto demuestra que el Gobierno de Aragón “está dando respuesta a las personas que tiene mayores dificultades y que cumplen los requisitos” para recibir estas ayudas por no tener ningún otro ingreso.

Ha respondido así a la pregunta de si se podía haber dejado de atender a alguna familia ya que desde la entrada en vigor del IMV no puede haber nuevos perceptores del IAI, aunque se han mantenido las ayudas a todos los que ya lo recibían desde entonces y en caso de que hayan comenzado a percibir el IMV y la cuantía de éste sea inferior, se les complementa hasta alcanzar el monto que obtenían con la ayuda aragonesa. En concreto, se va a seguir pagando el IAI hasta que la Seguridad Social aplique la revisión sobre el IMV con los datos económicos de 2020, momento en el que volverá a analizarse la situación de cada perceptor.

También lo seguirán cobrando aquellos que no han solicitado el IMV o han tenido desestimación siempre que presenten la solicitud del IMV antes del 30 de septiembre y hasta la resolución por parte de la Seguridad Social de su expediente. Del mismo modo, seguirán en esta nómina quienes sí han solicitado el IMV, pero no tienen aún respuesta, han aclarado Broto y el secretario general técnico, José Antonio Jiménez. Tanto la consejera, como Jiménez han enfatizado que 2.334 perceptores del IMV no recibían antes ninguna prestación y el resto han pasado de percibir el IAI al IMV, unos 5.000 beneficiarios. “Somos la primera comunidad autónoma que ha logrado que esa pasarela para que quienes cobraban el IAI pasaran a recibir el IMV”, ha contado Broto. Además, Jiménez ha resaltado que hay otros 1.622 beneficiarios del IMV cuya prestación económica es superior a la que recibían por el IAI.

En total, 7.182 personas reciben en Aragón el Ingreso Mínimo Vital y 5.756 el IAI –de ellas 2.547 solo reciben complemento del IMV–. Entre unas y otras, suman 10.391, y si se tienen en cuenta también las 3.149 ayudas de integración familiar que se pagaron este mes de mayo hacen un total mensual de 13.540 ayudas directas.

El cómputo anual que suponen para las arcas públicas estas prestaciones, tanto al Gobierno de España, como al de Aragón, se eleva a 70,8 millones de euros, casi 22 millones por encima de lo que hasta 2020 se dedicaba a estos pagos directos. En concreto, 38,4 millones de euros corresponden al IMV –3,2 millones al mes–; 26,4 al IAI –2,2 millones al mes–; seis millones de las ayudas de integración familiar –500.000 al mes–.

A estas cifras, el secretario general técnico del Departamento de Ciudadanía ha añadido los 8,7 millones de euros que en 2020 se abonaron en Ayudas de Urgencia específicas o los 340.783 euros destinados para el pago del consumo energético. “Estas ayudas de urgente necesidad, que son abonadas directamente por las entidades locales a quienes las necesitan, son financiadas desde el Gobierno de Aragón”, ha apuntado. Del mismo modo, hay que sumar los 3,4 millones de euros que el Departamento destina, cada año, a complementar las pensiones no contributivas. De esta manera, los pagos anuales directos suman 83,2 millones de euros.

Publicidad