Domingo, 24 de Octubre de 2021

El turismo familiar y el teletrabajo han hecho crecer el interés por las estancias largas en ciudades españolas de tamaño mediano, como Teruel y Huesca, cuyas reservas se han duplicado en 2021 respecto al mismo periodo de 2019 –año previo a la pandemia–, según datos de Airbnb.

En un comunicado este miércoles, Airbnb ha afirmado que España registra un aumento “constante” de visitantes a medida que se produce la recuperación tras la pandemia, y que los viajes urbanos están capitaneados por familias que buscan una escapada de fin de semana y por nómadas teletrabajadores.

De media, entre enero y agosto de 2021, los viajes familiares a ciudades de tamaño mediano representaron casi el 13% del total de viajes, alcanzando los mismos niveles de 2019, y los destinos urbanos no tradicionales como Teruel, Huesca o Huelva han registrado en 2021 el mayor porcentaje de viajes familiares, respecto al total en las ciudades españolas.

Para Airbnb, “la rápida adopción del teletrabajo está difuminando los límites entre los viajes y el trabajo”, y los viajes de negocio más largos, que también incluyen ocio, son cada vez más comunes y aumentan el interés por estancias más largas.

Los destinos de tamaño medio que han experimentado un aumento de búsquedas para estancias de larga duración en 2021 frente a 2019 son Soria, Donostia/San Sebastián, Bilbao, Ávila y Huesca, entre otros.

Publicidad