Domingo, 24 de Octubre de 2021

Hay lugares con magia que son auténticas máquinas del tiempo, siendo capaces de trasladarnos a épocas pasadas con tan solo traspasar una puerta. Y eso es lo que sucede con tiendas centenarias como La Confianza, el ultramarinos más antiguo de Europa todavía en activo.


Publicidad


La Confianza, situado en el número 8 de la plaza López Allué de Huesca, representa ese pasado glorioso de los antiguos ultramarinos. Esas tiendas en las que podías encontrar casi cualquier cosa que necesitases. Los pequeños grandes almacenes de la época. Cuando entras, huele a café, a galletas y a especias. Huele a tienda con solera, orgullo de su propietaria, María Jesús Sanvicente, y por extensión, de toda una ciudad.

La Confiianza

El colmado está en la Plaza de López Allué/ LC

Porque por suerte, este rincón de la capital del Alto Aragón no ha cambiado casi nada desde que fuera fundado en 1871 por el comerciante francés Hilario Valier. Y ese es precisamente su valor. Otros ejemplos similares se han ido actualizando, eliminando los suelos originales, o las viejas estanterías de madera. Pero en La Confianza, todo sigue prácticamente igual.

En sus inicios, en el último tercio del siglo XIX, La Confianza era una mercería sedería. Pero en pocos años, fue incorporando a sus estanterías los productos que se importaban de ultramar. Productos que se despachaban (preciosa palabra casi olvidada) bajo los preciosos frescos alusivos al comercio que cubren el techo firmados por León Abadías (pintor oscense del siglo XIX que tuvo como discípulo en sus clases de dibujo a uno de los aragoneses más ilustres, el premio nobel de medicina Santiago Ramón y Cajal.)

Esta tienda es como una máquina del tiempo que nos lleva al siglo XIX / LC

También destaca el suelo de baldosas hidráulicas (de las de verdad y con solera, y no esas copias que se instalan ahora), sus escaparates, o la cartelería antigua que viste las paredes de un negocio que fue adquirido en los años de posguerra, y tras varias regencias en la primera mitad del siglo XX, por los antecesores de los actuales propietarios: la familia Villacampa-Sanvicente.

En esta tienda que cumple ahora 150 años, casi todo se despacha a granel. Un tipo de venta que se ha producido toda la vida, y que ahora vuelve a estar de plena actualidad dentro de la lucha contra el plástico. Dulces, chocolates, quesos o vinos. bacalao (cortado con una guillotina tal y como hacían los antecesores de sus propietarios), turrones y dulces navideños…

Qué ver en Huesca

Poco ha cambiado La Confianza desde el siglo XIX / LC

Bajo los suelos del colmado, hay una espectacular bodega que funciona como bar-restaurante  (la actividad tuvo que ser suspendida por la pandemia), en la que se celebran eventos privados como cumpleaños, comuniones, o reuniones de trabajo.


Publicidad


Dirección: Plaza López Allué, 8 (Huesca) Tfno: 974 222 632

Publicidad