Martes, 07 de Diciembre de 2021

Si estás buscando un plan diferente para vivir la montaña desde otra perspectiva, no sigas buscando: Las Mugas es tu opción. Este complejo situado a 1.800 metros de alturas en la zona de Anayet, en Formigal, te ofrece la opción de dormir bajo las estrellas y entre montañas en unos confortables iglús de diseño.


Publicidad


Los iglús, que realmente son domos geodésicos, están diseñados al detalle para que te sientas mejor que en tu  propia casa, entre fuegos, pieles,  y unas vistas increíbles de las montañas aragonesas. Todo pensado para que vivas una experiencia única para sentir las montañas de una forma diferente, sintiendo ese silencio que lo inunda todo.

Dormir en confortables iglús entre la nieve es posible en Formigal / Las Mugas

Cada uno de estos domos tiene unos 35 metros cuadrados, y cuentan con un m0bilario de estilo nórdico que permiten crear un ambiente de lo más confortable en el que domina la calidez de la madera, además de estufas de pellets para ver la llama y calentar el espacio.

En cada iglú de La Muga (muga significa paso o frontera, en aragonés) hay baño, y una cama frente al gran ventanal que te permite ver las estrellas por las noches, o despertar disfrutando de las increíbles vistas de las cimas de Formigal. Y en la parte superior, hay un altillo para que puedan dormir dos niños a partir de los 9 años al que se accede a través de una escalera de mano de madera.

Hotel con iglús en Pirineo

La estancia incluye un desayuno y una cena gourmet / Las Mugas

Para llegar hasta los domos, solo es posible acceder andando, esquiando, o con una máquina Ratrack, que te lleva el equipaje hasta el complejo. Y la experiencia (395 euros la pareja) incluye una cena y un desayuno gourmet en La Borbolla, uno de los domos que ha sido habilitado para este fin, perfectamente acondicionado para disfrutar de una cena íntima.

La cena te llevará mediante una cocina tradicional reinventada hasta los sabores y productos más característicos del Valle de Tena, con platos tradicionales del pastoreo como las sopas de ajo y las torrijas, o la trucha y la churra tensina, productos típicos de este valle del Pirineo Aragonés.

 

En época de nieve, Las Mugas te ofrece la posibilidad de realizar una excursión con raquetas hasta el Ibón de Culivillas para descubrir la topografía, historia y ecología del Valle de Tena. Los guías que acompañan a los huéspedes, enseñan las formas de vida autosuficiente, técnicas de supervivencia, o los grandes secretos que guardan las montañas de Formigal-Panticosa.

También muestran cómo se orientaban los pastores por la noche, qué métodos se usaban para hacer fuego, qué animales salvajes dan vida al Valle de Tena o cuál era el uso de la frontera por el contrabandista.

Dormir en iglús en el Pirineo

Los iglús tienen una confortable decoración nórdica / Las Mugas

Y en el caso de que no querer realizar esta actividad, se puede bajar directamente en el Telesilla Culivillas, o esquiando, ya que podrás ser de los primeros en estrenar las pistas de la estación tras desayunar).


Publicidad


Además, el impacto ambiental de este exclusivo hotel situado entre las cimas es muy reducido, ya que los domos geodésicos han sido instalados sobre estructuras desmontables, sin cimentaciones ni hormigonados. Y han sido diseñados para ser energéticamente eficientes para absorber el calor de los rayos del sol por el día, manteniendo por la noche los habitáculos a una temperatura adecuada.

Publicidad
¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!