Viernes, 09 de Diciembre de 2022

Aunque la recuperación ya se muestra con resultados positivos en materias como las exportaciones o el empleo, todavía queda camino para que la economía alcance los niveles pre pandemia. Así lo atestiguan los especialistas de Ibercaja Gestión en su último informe de previsiones macroeconómicas y de mercados, que sitúan a mediados de 2023 el momento en el que España se situaría en una realidad similar a la que tenía antes de la crisis provocada por el COVID-19.

Publicidad

Como explican los analistas, el año 2021 va a consolidar el inicio de la recuperación económica. Algunos países como España o Reino Unido, que sufrieron caídas de doble dígito en su PIB en 2020, todavía necesitarán “entre 12 y 18 meses adicionales para recuperar los niveles previos de riqueza, lo que supone que hasta mediados del año 2023 no se pueda hablar de recuperación completa”.

Para Ibercaja, “Europa tiene una oportunidad de oro de desarrollar acciones e iniciativas que asienten la recuperación no sólo en el último trimestre de este año sino en los próximos dos años, gracias a los fondos europeos NGEU”. Con cierto retraso,”el dinero ya ha comenzado a filtrarse en los países europeos y España o Italia son dos de los más beneficiados”, apuntan.

LA CRISIS DE SEMICONDUCTORES, UN RIESGO

No obstante, los especialistas macroeconómicos alertan de que siguen existiendo riesgos por el camino, que pueden desvirtuar este escenario. Uno de los más evidentes, que Aragón está sufriendo desde antes del verano, es la falta de stock de semiconductores, una situación que “va a drenar algunas décimas de crecimiento dado su importancia transversal en infinidad de sectores como puede ser el tecnológico o el de automoción, entre otros”, apuntan.

Los expertos de Ibercaja consideran que la política fiscal va a tener un “papel fundamental” en la recuperación económica. Asimismo, el rumbo de la política monetaria será clave para anticipar el comportamiento de la economía y los activos financieros.

Publicidad