Sabado, 19 de Junio de 2021

Uno de las apuestas más ínfimas del gobierno de España en Aragón corresponde con el desdoblamiento de la carretera N-II. La inversión del Ministerio de Fomento por la urgente ejecución en la carretera nacional tan sólo es de 800.000 euros durante el año 2019.

Es una reivindicación histórica de la comunidad por sus numerosos puntos negros, el alto índice de accidentes de tráfico o la necesidad de aumentar las conexiones entre municipios.

Concretamente, la ejecución del desdoblamiento se realizará entre las localidades de Pina de Ebro y Candasnos. Una obra de poco más de 50 kilómetros.

Cabe destacar que la N-II contabilizó, el año pasado 2018, cuatro siniestros con cinco fallecidos. Aragón tiene el pésimo honor de ser la comunidad autónoma con las carreteras nacionales más peligrosas.


Publicidad


Hace pocos días, el ministro de Fomento José Luis Ábalos visitó Aragón para reunirse con el presidente aragonés Javier Lambán. En ese momento, no adelantó los objetivos presupuestarios que perseguía el gobierno de España respecto a Aragón. Ni siquiera citó cifras concretas.

Tan sólo apuntó, públicamente, por la apuesta del gobierno en el desdoblamiento de la N-232, en el primer tramo de la carretera de Castellón, entre El Burgo y Fuentes de Ebro. Finalmente, según el borrador de presupuestos, se invertirá 28,83 millones.

Publicidad