Sabado, 23 de Octubre de 2021

Vivir en una residencia no siempre es la opción que las personas mayores escogerían para pasar su última etapa. Para las familias tampoco es una decisión fácil de tomar, pero ven cómo sus padres envejecen y ya no pueden seguir adelante solos. Aquí es donde entra en juego el papel de Ayuda a Domicilio en Zaragoza (Adoz), un servicio que permite mantener a las personas de edad avanzada en su casa pero con todos los cuidados propios de una residencia.

De esta manera, los mayores no rompen los lazos que tienen con su casa, su rutina y, en definitiva, su vida. Se evita así tener que obligarles a vivir en un entorno nuevo para ellos, rodeados de personas a las que no conocen y teniendo que cumplir unos horarios que no siempre son los que escogerían si vivieran en su domicilio. Por eso, contar con este tipo de servicios totalmente personalizados es una opción a tener muy en cuenta a la hora de tener que tomar decisiones sobre el futuro de las personas mayores dependientes.

Gracias al equipo multidisciplinar de profesionales que forman parte de Adoz, el usuario dispone de todos los cuidados que necesita sin salir de casa. Con este servicio se abarcan ámbitos que van desde la higiene y el aseo personal hasta la nutrición, la rehabilitación y el apoyo psicológico.

Con el servicio de Ayuda a Domicilio en Zaragoza no es necesario salir a la peluquería, al podólogo o al dentista. Estos profesionales atienden al usuario en su casa. También le llevan la compra, si es necesario, e incluso cocinan y planifican el menú de toda la semana, de acuerdo a las necesidades nutricionales de cada persona.

Los profesionales al cuidado de los mayores se encargan también del control y suministro de medicamentos, así como de tareas de enfermería como las curas de heridas, llagas o úlceras, tan frecuentes en las personas de avanzada edad con poca movilidad. Un aspecto que también se puede mejorar gracias al equipo de fisioterapia, que se desplaza al domicilio para llevar a cabo tratamientos de recuperación de la musculatura y la movilidad de los mayores.

Parte del bienestar de las personas depende del entorno en el que vivan, por eso es importante que la casa esté limpia, ventilada y ordenada. El servicio de Ayuda a Domicilio en Zaragoza también tiene personas dedicadas a estas tareas, que procuran un ambiente adecuado para el día a día de los mayores.

Para aquellas ocasiones en las que es obligatorio salir de casa, por ejemplo para ir al médico, el servicio de Adoz también está presente, gestionando esos desplazamientos en el transporte adecuado. También se pueden solicitar para ir a visitar a amigos o familiares, al supermercado o por cualquier otro motivo.

Junto con estas cuestiones más bien físicas, los profesionales del servicio de Ayuda a Domicilio en Zaragoza no se olvidan de que el apoyo psicológico es fundamental en la última etapa de la vida. Por eso, una parte de su labor se dedica al acompañamiento de los mayores, un colectivo que se siente solo y desplazado con facilidad y que, en muchas ocasiones, solo demanda un poco de atención y tener a alguien con quien conversar. Al mismo tiempo, esta ayuda va dirigida también a los familiares de la persona cuidada, que también necesitan sentir ese acompañamiento.

La modalidad del servicio que presta Adoz se adapta a las necesidades de cada usuario, pudiendo contar con cuidadores externos que pasan ciertas horas al día en casa de la persona a cuidar, y también con internos, que se alojan en el domicilio y están con el usuario las 24 horas.

* Si quiere contactar con ayudadomicilioenzaragoza.com contacte aquí

Publicidad