Lunes, 08 de Agosto de 2022

Cada Navidad compramos nuevos dispositivos inteligentes para estar más cómodos en casa y disfrutar más que nunca de nuestro hogar. Es indudable que son realmente prácticos: aspiran el polvo del suelo, activan la calefacción solo con un comando de voz, nos permiten escuchar Spotify por toda la casa y nos ayudan a mantener un ojo en nuestras mascotas cuando estamos fuera.

Sin embargo, cada dispositivo nuevo que conectamos a nuestro router supone un riesgo añadido para la seguridad de nuestra red, una red por la que también pasan datos críticos como los números de nuestra tarjeta de crédito, nuestras contraseñas esenciales, o nuestros correos y chats personales. Proteger nuestra red es, entonces, una necesidad cada vez más importante, sobre todo si consideramos que las pérdidas económicas derivadas de un hackeo en nuestros sistemas pueden ser catastróficas, y que los ciberataques utilizan medios cada vez más sofisticados para tratar de acceder a nuestros datos privados. Por eso te mostramos a continuación algunas de las medidas de seguridad críticas que deberías implementar en tu red para proteger todos los datos que envías y recibes a través de ella.

1. Cambia la contraseña de tu router

El primer paso que deberías hacer nada más conectar tu router a internet por primera vez es cambiar su contraseña y el nombre de tu red. Esto es debido a que la mayoría de routers tienen nombres de red preestablecidos y contraseñas que pueden ser vulnerables a un ciberataque. Además, el instalador del router tiene acceso a esta contraseña durante la instalación y podría filtrarla a terceros de manera malintencionada. Modificar estos datos, entonces, es uno de los pasos más importantes que debes adoptar para proteger tu información digital y mantener a salvo los dispositivos de tu hogar.

2. Instala una VPN en tu router

Toda la información que envías o recibes online pasa a través de los servidores de tu proveedor de internet, y, en consecuencia, si se produce una vulnerabilidad en ellos, tus datos privados pueden quedar expuestos. Por eso cada vez son más los millones de personas que utilizan una VPN para PC y para sus smartphones que protege su conexión al navegar. Sin embargo, lo que tal vez no sepas es que también puedes instalar una VPN en tu router para proteger el resto de dispositivos de tu hogar con acceso a internet. Instala entonces tu VPN en tu router para impedir que los hackers puedan acceder a tus cámaras de seguridad y a los micrófonos de tus asistentes virtuales.

3. Actualiza el firmware de tus dispositivos

Aunque tu router, tus cámaras y tus asistentes virtuales funcionen adecuadamente, pueden tener vulnerabilidades críticas que permitan a cualquier atacante acceder a ellos con facilidad y apropiarse de tus datos privados. Actualiza regularmente el firmware de tus dispositivos para asegurarte de contar con su versión más actualizada, de manera que puedas disfrutar de una experiencia de navegación más segura y sin ninguna clase de backdoor conocida. Si no lo haces, un hacker con experiencia puede aprovechar estas fisuras en la seguridad de tu router o de cualquier otro dispositivo y apropiarse de tus contraseñas o tus datos de pago.

4. Oculta el SSID de tu red

Una de las mejores maneras de evitar que tu red sea hackeada es, simplemente, hacerla menos visible. Si ocultas el SSID de tu red, las personas que vivan a tu alrededor o que pasen cerca de tu casa no podrán ver el nombre de tu red Wi-Fi cuando estén buscando redes a las que conectarse, de manera que la única forma de acceder a la tuya será escribiendo manualmente este SSID. De esta forma reducirás de forma considerable el riesgo de sufrir un hackeo, ya que los delincuentes siempre tienden a buscar la vía más sencilla para realizar un ciberataque.

5. Instala una red para invitados

Las personas que te visitan en tu casa y se conectan a tu red, normalmente almacenan la contraseña de tu Wi-Fi en su smartphone sin saberlo. De esta manera, cuando vuelvan a visitarte, su teléfono se conectará automáticamente a tu red. Esto puede resultar conveniente, pero, incluso si estas personas son de tu total confianza, una infección por malware en sus dispositivos puede filtrar las claves de tu red Wi-Fi, que entonces pasarían a quedar en manos de los hackers. Instalar una red para invitados puede prevenir este problema, ya que, incluso si se filtran sus claves, tú puedes mantenerla desconectada la mayor parte del tiempo, previniendo así cualquier tipo de filtración.

Publicidad