Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado realizan controles en dieciocho puntos fijos en los alrededores de Zaragoza a los que se suman un conjunto de controles móviles para garantizar el cumplimiento del confinamiento perimetral de la capital aragonesa desde la pasada medianoche.


Publicidad


Para lo más urgente, como es el confinamiento perimetral, se ha puesto en marcha un mecanismo de coordinación con la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Unidad Adscrita y la Policía Local con el fin de evitar solapamientos en los controles.

En la mañana de hoy, como ha podido saber este diario, la Policía Local de varios municipios del entorno de Zaragoza han revisado los justificantes de los integrantes del vehículo para comprobar que tenían el documento que acredite la necesidad del desplazamiento a la ciudad de Zaragoza. Y de esta forma, sino tienen el documento requerido, han sido desalojados del vehículo público en estricto cumplimiento de la normativa. 

A su vez, se han empezado a delimitar los dieciocho puntos fijos de los alrededores de Zaragoza y de los controles móviles, en función de si es fin de semana o día laborable y previendo los flujos de población de personas que vienen a comprar u otro tipo de desplazamientos que no están contemplados en el decreto-ley.


Publicidad


El operativo es más complejo que el aplicado durante el estado de alarma porque en esta ocasión tienen que coexistir las excepciones y las personas que están de paso y que no tienen Zaragoza como origen o destino. Por otro lado, las sanciones por incumplimientos están tipificadas y oscilan entre los 300 euros y hasta varios miles de euros.

Publicidad