Jueves, 18 de Agosto de 2022

La reforma integral que convertirá la avenida Navarra en una vía arbolada y accesible ha comenzado con los trabajo de renovación y nueva conexión de la red de saneamiento, que es la que discurre a mayor profundidad. Se trata de la primera de las cuatro fases en las que se va a ejecutar la obra; una organización que permitirá mantener en todo momento la circulación por la calle.

La reforma de la avenida Navarra forma parte de la Operación Calles que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Zaragoza a través de la sociedad municipal Ecociudad; operación que va a suponer una inversión de 9,6 millones de euros. A lo largo de estos últimos días han arrancado también las obras en las calles Reina Fabiola, Félix Latassa y San Miguel y la próxima semana lo harán en la calle Cuarte, en Torrero. A ellas se sumarán en los próximos meses Sixto Celorrio y Ricla, que están en fase de adjudicación.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, acompañado por la consejera municipal de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha visitado los primeros trabajos de la avenida Navarra. Estos se están ejecutando en la avenida Madrid, junto a la calle Escoriaza y Fabro y permitirán conectar a la
red de saneamiento las nuevas conducciones de grandes dimensiones, de 1,5 metros de diámetro.

A lo largo de las próximas semanas esos trabajos irán avanzando hacia el interior de la propia avenida Navarra, donde en abril comenzarán los trabajos de reforma de la calzada y la acera norte en sentido salida ciudad. Para ello, ha comenzado ya a demolerse la mediana, que se va a pavimentar para habilitar un carril de circulación provisional desde la avenida Madrid hasta el paseo Calanda por el que poder redirigir el tráfico conforme avance la reforma.

Además antes de que finalice este mes de marzo estará operativo el nuevo giro que se está habilitando junto a la Estación Intermodal que permitirá acceder desde la avenida Navarra hacia la calle Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón. El objetivo es que, una vez habilitado, los conductores de fuera del barrio puedan acceder por ahí al Puente del Tercer Milenio o a la avenida Ciudad de Soria y acceder al centro de la ciudad evitando la zona en obras.

MOVILIDAD SOSTENIBLE

Para que vecinos y comerciantes puedan tener información actualizada de la evolución de los trabajos y las afecciones, Ecociudad ha habilitado un punto informativo en la zona en obras y ha dispuesto una persona que va a actuar de enlace con ellos. Ello permitirá una comunicación permanente durante la ejecución de todos los trabajos. Además se ha habilitado un espacio en la web municipal donde consultar toda la información de éste y el resto de proyectos en ejecución ‘https://www.zaragoza.es/sede/portal/infraestructuras/redacta…‘.

La reforma de la avenida Navarra entre la avenida Madrid y el paseo Calanda supondrá actuar sobre una superficie de 16.000 metros cuadrados. Las obras transformarán la calle en un gran paseo con aceras totalmente accesibles y libres de obstáculos que oscilarán entre los 4 y 6 metros de ancho y a lo largo de las que se distribuirá una banda verde con arbolado, zonas de descanso con bancos, fuentes, espacios de encuentro vecinal y zonas ajardinadas.

Fruto de las aportaciones vecinales, el proyecto definitivo ha incorporado además una zona de juegos infantiles en la intersección con avenida Madrid, ha indicado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa. Para ganar todas estas zonas para los vecinos, la nueva calle reducirá el espacio destinado a los vehículos e incorporará medidas para pacificar el tráfico. Así, pasará de tres a dos carriles de circulación por sentido, se eliminará el giro a la izquierda hacia la calle Iriarte Reinoso en sentido entrada ciudad y las zonas de carga y descarga se trasladarán a las calles perpendiculares.

De forma complementaria, se permitirá el giro a la izquierda hacia la calle Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, en sentido entrada ciudad, para favorecer el desvío de tráfico ‘no residente’ hacia la avenida Ciudad de Soria. La nueva avenida Navarra favorecerá también la movilidad sostenible gracias a la creación un carril bici segregado de doble sentido que discurrirá por el centro de la avenida y que conectará con los de plaza de la Ciudadanía, Paseo Calanda y calle Rioja.

Publicidad