Viernes, 27 de Mayo de 2022

La Rosaleda del Parque Grande José Antonio Labordeta, uno de los espacios verdes más emblemáticos de la ciudad, se renovará y actualizará para ofrecer, a partir de esta primavera, una atractiva “Vuelta al Mundo en 80 Rosas”. Los trabajos para esta recuperación, incluida en el Plan de Mejoras Paisajísticas del Parque, han sido ya iniciados por el Servicio de Parques, Jardines. 

El rediseño de la Rosaleda, que la renovará profundamente tanto a nivel estético como de sus infraestructuras, destaca la presencia de Matilde Ferrer, reconocida como una de las grandes especialistas mundiales en el mundo de las rosas que ha colaborado en la recuperación de variedades históricas y en la creación de otras nuevas.

Ferrer ha liderado la recuperación de rosaledas en parques y jardines de todo el mundo y su propuesta ha marcado el camino para la recuperación de la de Zaragoza. Los estudios de renovación han sido diseñados por un equipo multidisciplinar en el que, además de técnicos y paisajistas, ha intervenido la Fundación ONCE, ya que uno de los objetivos prioritarios es hacer que la Rosaleda sea un espacio atractivo y accesible para toda la ciudadanía.

La consejera de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha destacado en la presentación de estas obras que “la nueva Rosaleda va a ser una joya dentro del Parque. Queremos crear un espacio singular y único, lleno de belleza y accesible para todos, paseable y lúdico, que haga que nos sintamos muy orgullosos y que, sin duda, atraerá visitantes de dentro y fuera de Zaragoza”. La consejera ha encuadrado esta iniciativa dentro del Plan de Mejoras Paisajísticas del Parque, “un esfuerzo importante y necesario para que el parque más importante de Zaragoza se actualice y recupere el esplendor que merece”.

Dentro de este Plan recordó los trabajos ya realizados de recuperación del Canal de las Abdulas, donde se han plantado bulbosas que volverán a florecer esta primavera; el manto de rosas del paseo central de Parque; la instalación de un pumptrack para bicicletas y la remodelación de juegos infantiles, que también será una realidad próximamente; la licitación de los quioscos de hostelería, que hasta ahora estaban sin uso o con las concesiones caducadas; o los planes previstos para la recuperación del Jardín Botánico, que se acometerá también en los próximos meses. 

MÁS DE 80 AÑOS DE HISTORIA

La Rosaleda del parque Grande José Antonio Labordeta fue creada en 1940 a la manera de los clásicos jardines de rosas europeos, Tiene una composición geométrica del espacio muy interesante y ofrece zonas de descanso y de paseo tranquilo con glorietas, pérgolas y elementos ornamentales de corte romántico. Sin embargo, en los últimos años tenía sus parterres de rosales en mal estado, ofreciendo escaso valor y atractivo en su configuración actual. La Rosaleda, muy envejecida, requiere de una intervención en profundidad para conseguir que recupere el esplendor y protagonismo que este lugar tan especial requiere y merece.

Teniendo en cuenta su valor histórico en una zona emblemática del Parque, la necesaria intervención de mejora contempla el uso de una jardinería de alta calidad, donde se destacará el ambiente cuidado, con planta recortada y espacios de gran valor estético y floral. Además, la intervención y el nuevo diseño será accesible y atractiva, de manera que los visitantes puedan conocer no sólo su contenido y la historia de cada una de las variedades que incluirá, sino también los cuidados que se lleven a cabo para su conservación.

 8 ZONAS, 80 VARIEDADES, 800 PLANTAS

Será, como se explicaba en el inicio de esta nota, una “Vuelta al Mundo en 80 Rosas”, con un diseño original e inédito que incluirá 8 zonas de color, 80 bandas de plantación, 80 variedades distintas y un total de 800 plantas de rosal.

Manteniendo la estructura del espacio actual, la intervención de mejora plantea convertir la Rosaleda actual en una Rosaleda pensada para el disfrute y organizada en ocho parterres, cada uno de ellos con un color concreto de floración diferente: blanco, naranja, amarillo, púrpura, rosa, variegata (de varios colores), rojo y bicolor. 

Con diversas tonalidades para cada uno de los colores, distintos tamaños y tipos de flor, distintas estructuras del rosal, número de pétalos, se conseguirá exponer la gran diversidad del mundo de la rosa. Además, en cada arriate se dispondrá un grupo de variedades perfumadas.

Publicidad