Sabado, 23 de Octubre de 2021

“No pasa nada, hasta que pasa”. Es el relato de las personas que tratan diariamente a Igor El Ruso en las prisiones en la que ha estado preso. Zuera, Teixeiro y ahora la cárcel de Dueñas, en Palencia donde fue trasladado en agosto de 2020 por medidas de seguridad, ya que, según Instituciones Penitenciarias, este tipo de presos no puede estar mucho tiempo en la misma prisión.

Igor El Ruso, de nombre Norbert Feher, es un criminal serbio que era perseguido por la Interpol por media Europa. En diciembre de 2017 asesinó en Andorra (Teruel) a dos guardias civiles y un ganadero durante una batida de los agentes policiales por sospechar de su presencia en la zona.


Publicidad


En prisión, alguno de los funcionarios que lo han tratado explican que no es un preso conflictivo y que casi nunca genera problemas pero se mantienen alerta. “Es un preso de primer grado que está en aislamiento; siempre decimos que no pasa nada con estos presos, hasta que un día pasa”, explican.

Durante los ocho meses que ha estado en el módulo de aislamiento en el Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia) tan solo ha salido al patio un mes. Los cerca de siete meses restantes ha permanecido en su celda, un espacio unos cuatro metros de largo por dos de ancho. Ocho metros cuadrados con una mesa y una cama como mobiliario y que se puede recorrer dando unos pequeños pasos.

EL ‘HANNIBAL LECTER’ ESPAÑOL

Su abogado, Juan Manuel Martín Calvente, que estos días previos al juicio por el triple asesinato de Andorra se encuentra preparando el juicio, ha explicado que su cliente, a quién ha visitado esta semana,  está tranquilo y a la espera. “No tiene mucho que perder porque ya sabe perfectamente a las penas que se enfrenta por lo que hizo”, relata Martín Calvente.

Este abogado ha reclamado al presidente de la sala de la Audiencia Provincial de Teruel que no aisle a su cliente en una pecera como hizo en el juicio anterior por la tentativa de asesinato en  Albalate del Arzobispo.


Publicidad


“Lo están sacando como el ‘Hannibal Lecter’ ibérico, algo que me parece excesivo, así como aislarlo en una urna de cristal. A mi me gustaría que estuvise al lado como en cualquier juicio. No convirtamos esto en un  show“, explica Martín Calvente, a pocos días de la celebración de este mediático juicio con juradoi popular en la capital turolense y que va a poder ser seguido por los medios vía telemática.

Publicidad