Jueves, 16 de Septiembre de 2021

Según planifica el Gobierno aragonés, los alumnos y profesores de los colegios aragoneses que tengan la pauta completa de vacunación no tendrán que hacer cuarentena si son contacto estrecho con un contagiado. De esta manera queda reflejado en el protocolo sanitario que está previsto fijar este miércoles con la vuelta a los centros escolares.


Publicidad


A día de hoy, según datos de Sanidad, casi el 50% de los jóvenes de 12 a 19 años tienen la pauta completa de vacunación. Y los docentes y personal del centro se estima en un 94% de vacunados con pauta completa. En el caso de los docentes vacunados con pauta completa que no sean considerados contactos estrechos deberán continuar trabajando intensificando las medidas prevención tales como la ventilación en el aula, utilización de mascarilla FPP2, así como el control de sintomatología covid para auto aislarse en el caso de que apareciera alguno de ellos.

CAMBIOS EN LA UNIVERSIDAD

Los campus universitarios aragoneses se plantean avanzar en el proceso de presencialidad este nuevo curso académico, en función de la evolución de la pandemia y del proceso de vacunación en la Comunidad. Según informa el Gobierno aragonés, las medidas para la vuelta a las aulas universitarias serán similares a las del curso anterior en general, pero con novedades como la posibilidad de reducir la distancia mínima interpersonal de 1,5 a 1,2 metros, en función de la evolución epidemiológica.


Publicidad



Publicidad


Las fuentes citadas señalan que esta modificación permitiría en algunos espacios incrementar el aforo del 50% que se venía aplicando de forma generalizada en los centros universitarios el curso anterior. Los principios básicos para la prevención de la covid en los centros universitarios serán la distancia mínima entre alumnos, el uso obligatorio de mascarilla, la higiene de manos y respiratoria, la ventilación frecuente de los espacios y la limpieza del centro, así como la gestión adecuada y precoz ante la posible aparición de casos.

El objetivo es ir avanzando, conforme sea posible, en la presencialidad en las aulas, ha indicado el director general de Universidades, Ramón Guirado, quien ha expresado, además, su deseo de que este curso sea “lo más normal posible, aunque manteniendo en todo momento las medidas extraordinarias de precaución consensuadas”.


Publicidad



Publicidad


La experiencia del pasado curso, unida al avance en el proceso de vacunación, a su juicio, invitan a ser “optimistas”, en un contexto en el que el 70 % de los jóvenes en edad universitaria tendrían ya la pauta completa.

En el campus público, el curso arrancará con similar organización a la que concluyó, con distancias mínimas de 1,5 metros y aforo del 50 %, pero con el objetivo de ir incrementando progresivamente las cuotas de presencialidad, siempre que la evolución de la crisis sanitaria lo permita.

La reducción de la distancia mínima a 1,2 metros, llegado el caso (ya en fase 2), haría incrementar el aforo en algunos espacios, aunque pese a todo, si éste no permite la asistencia presencial de todos los alumnos, se podrán seguir las lecciones por ‘streaming’. En cuanto a los colegios mayores, se volverán a permitir las habitaciones dobles, siempre que los dos estudiantes tengan ya la pauta completa de vacunación.

Asimismo, como medida de precaución y para incentivar también el proceso, se va a evaluar la posibilidad de exigir la pauta completa para poder hacer uso de las bibliotecas y de actividades deportivas.

Por su parte, en la Universidad San Jorge todas las clases serán presenciales, con aforos en los que se seguirá respetando el 50 % de la capacidad del aula. En el caso de que el número de alumnos por aula supere este límite, el grupo se partirá en dos, con la mitad de los alumnos en la clase y la otra mitad ‘online’.

Publicidad