Domingo, 29 de Enero de 2023

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha manifestado su apoyo “total y absoluto” al presidente del PAR y vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo del Ejecutivo autonómico, Arturo Aliaga, tras conocerse este miércoles una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 18 de Zaragoza por la que se anulan los resultados del XV Congreso del PAR que hicieron presidente a Aliaga. En la sentencia se habla de evidentes irregularidades y trampas para realizar un pucherazo electoral en el citado Congreso del partido aragonesista.


Publicidad



Publicidad


Lambán ha opinado que debería existir “cortesía y un pacto sobreentendido de respeto”, algo que casi siempre se ha producido, pero últimamente se está alertando. Así se ha pronunciado el jefe del Ejecutivo aragonés este jueves en declaraciones a los medios de comunicación. En este sentido, ha aclarado que ha decidido “romper su silencio” porque “otros han hecho declaraciones muy fuertes” inmiscuyéndose en la vida interna de otro partido político –PAR–, y además se refieren a Arturo Aliaga en su condición de presidente de dicha formación, pero también como vicepresidente del Gobierno de Aragón.

Así, ha reiterado su apoyo a Aliaga y su “convicción absoluta” de que es un hombre “de una integridad moral a prueba de bombas, como seguramente hay pocos en la política aragonesa, y con una acreditada vocación de servicio a Aragón y sus cometidos”. Por otra parte, Javier Lambán ha recordado que el vicepresidente del Ejecutivo ha sido “clave” para que Aragón tuviera “un gobierno estable, productor de tranquilidad y sosiego, que ha sabido atraer inversiones al territorio”.


Publicidad


En definitiva, un Gobierno de Aragón “ideal”, ha apostillado, “y en gran medida porque Aliaga forma parte del mismo y ocupa la vicepresidencia”. “Sin ánimo de mentirme en asuntos internos del PAR, –ha indicado– quiero pedir a otras fuerzas políticas que dejen que sea el propio partido el que resuelva sus problemas como ellos entiendan que tienen que hacerlo”.

También ha instado a que, “de una vez”, se respete a Arturo Aliaga, “porque lo que ha pasado en algo más de los tres años transcurridos de la presente legislatura”, con una larga enfermedad y “caricias” provenientes de sus mas inmediatos –ha ironizado– “no se lo desearía a nadie.

“Merece afecto y respeto y yo se lo profeso absolutamente”, ha subrayado el presidente del Gobierno de Aragón, quien ha descartado “bajo ningún concepto” la posibilidad de cesar en el cargo al vicepresidente.

Publicidad