Viernes, 12 de Agosto de 2022

Un total de 90 vehículos, con todas las ambulancias convencionales transformadas en SVB, y las horas semanales presenciales multiplicadas por cinco. Así ha anunciado el Gobierno de Aragón a través de su presidente, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, el nuevo plan de ambulacias que se ha licitado por 127 millones de euros, después de que los sindicatos y la oposición criticaran el recorte que se iba a producir en las ambulancias en el medio rural.

Como ha indicado Lambán, el presupuesto de licitación previsto para el nuevo contrato supera a la actual adjudicación en unos trece millones de euros anuales, pasando de 19 a 32 millones de euros al año. Las horas semanales de presencia física de las ambulancias se multiplican por cinco, pasando de unas 2.000 a más de 10.000, sin hacer distinción entre fines de semana y días laborables. Y el personal aumenta casi en 200 personas, alcanzando los 700 trabajadores.

La atención a la urgencia que está complementada con los helicópteros del 112, los cuales incorporarán próximamente la posibilidad de vuelo nocturno, según ha explicado Lambán, quien ha subrayado que ningún municipio que tenía ambulancia convencional la perderá y además verá mejorada la prestación.

En cuanto a los vehículos previstos para la atención de la urgencia, en el nuevo modelo habrá únicamente dos tipos: Soporte Vital Básico (SVB), que cuenta con conductor y técnico y es activado en caso de traslado técnico; y Soporte Vital Avanzado (SVA), donde se incluyen las UME (médico, enfermero, conductor y técnico) y las UVI (conductor, médico y enfermero), y que se utilizan cuando se prevé una necesidad de asistencia sanitaria en ruta.

NUEVOS RECURSOS

De hecho, todas las ambulancias convencionales que actualmente existen pasan a SVB. De esta forma, en Aragón pasará de haber 45 vehículos de este tipo a 67. Y a todo ello se añade, como apuesta estratégica del Departamento de Sanidad, la incorporación de dos nuevos recursos: Soporte Vital Avanzado con Enfermería (SVAE), para apoyo al transporte secundario en los hospitales periféricos; y un Vehículo de Intervención rápida (VIR).

Este anuncio se produce tras diversas críticas por parte de la oposición y sindicatos. El Partido Popular de Aragón fue el más contundente con la posición del gobierno de Javier Lambán y exigió que revirtiera “de forma inmediata el recorte salvaje” de 15 ambulancias convencionales destinadas al medio rural.

“Firmamos una solicitud dirigida a la Consejería de Sanidad y a Presidencia del Gobierno de Aragón para que no nos dejen sin ambulancias. Queremos ver los pliegos y la realidad que se va a plantear en el mapa rural. No podemos hacerlo; ni los sanitarios de nuestras zonas saben absolutamente nada”explicó a este medio por su parte la presidenta del Consejo de Salud de Herrera de los Navarros, Paula Delmás.

Publicidad