Jueves, 29 de Septiembre de 2022

Los tres años de legislatura del gobierno PP-Cs han brillado por la ausencia de la oposición. Especialmente por la falta de actividad política y de discurso del Partido Socialista, el grupo político que ganó las elecciones pero que ha sido incapaz de contrarrestar la excesiva actividad gubernamental del equipo que lidera Jorge Azcón. Por ello, a falta de menos de un año para las elecciones municipales, el PSOE busca un candidato que pueda sustituir a Lola Ranera, actual portavoz socialista en el Ayuntamiento tras la retirada de Pilar Alegría, que recaló en la Delegación del Gobierno en Aragón para después terminar de ministra de Educación.


Publicidad



Publicidad


En esta tesitura, las tripas internas del Partido Socialista en Zaragoza, con su líder Juan Antonio Sánchez Quero y con el papel activo de Javier Lambán, Carlos Pérez Anadón y otros dirigentes provinciales, ya están activando opciones para desbancar a Lola Ranera como posible candidata. Y más aún cuando todo apunta a que el alcalde popular Jorge Azcón podría revalidar candidatura al Ayuntamiento zaragozano y donde las encuestas le dan como el candidato más votado a pocos concejales de la mayoría absoluta.

Entre los nombres, han sonado con fuerza en las últimas semanas varios miembros del Partido Socialista y otros vinculados a su órbita pero con amplia experiencia en tareas municipales o vinculadas con políticas públicas de la ciudad. Entre ellos, está el nombre de Michel Zarzuela, actual coordinador de Ebropolis, una entidad participada por el Ayuntamiento de Zaragoza y otras tantas asociaciones de la ciudad que se dedica a al desarrollo estratégico de Zaragoza y su área de influencia.

El actual coordinador de Ebropolis, Michel Zarzuela / HA

Michel Zarzuela ya conoce cómo es trabajar de tú a tú con el Partido Socialista. Durante el gobierno de Juan Alberto Belloch, ocupó el puesto de director general de Cultura en la consejería que gestionaba Jerónimo Blasco. Su trayectoria resultó ser convulsa por la relación que mantenían Zarzuela y Blasco, hasta el punto que Zarzuela dejó su puesto tras años dedicado a la cultura municipal por amplias desavenencias con el consejero socialista Blasco. De ahí pasó a gestionar la Oficina de Proyectos y Cooperación Cultural, una entidad municipal creada expresamente para Michel Zarzuela y que dependía del área del vicealcalde socialista Fernando Gimeno.


Publicidad


A su vez, resuena en algunos círculos socialistas el nombre de Sira Repollés como candidata al Ayuntamiento de Zaragoza por el PSOE. Este nombre no tiene un amplío consenso por su criticada gestión al frente de la consejería de Sanidad durante la pandemia. Junto a ello, otro de los aspectos que más lastran la candidatura de Sira Repollés es su poco conocimiento de la política municipal, debido a que su paso por la política dura a penas dos años tras su nombramiento como Consejera de Sanidad en la segunda ola del COVID 19, a mediados de 2020. Sin embargo, su alto porcentaje de conocimiento entre la población hace que no haya que crear ningún relato sobre su figura. Varios dirigentes socialistas preguntados apuntan a que el caso de Sira Repollés podría ser un espejo de la candidatura de Salvador Illa en el PSC, donde terminó ganando las elecciones catalanas a pesar de no gobernar.

La Consejera de Sanidad del Gobierno aragonés, Sira Repollés / EP


Publicidad



Publicidad


Entre el ruido de los nombres que podrían optar a la alcaldía de Zaragoza por el PSOE, no se descarta de manera tajante el nombre de Lola Ranera. La realidad es que se están tanteando otras opciones que puedan competir con más ahínco y solvencia con el candidato del PP, sea o no Jorge Azcón. En este sentido, preguntada en las últimas horas por los periodistas, la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, Lola Ranera, mantiene la incertidumbre acerca de quién ejercerá la candidatura socialista en el consistorio al afirmar que ella es “una persona de partido” y que se pondrá “a disposición” de este de cara a las próximas elecciones municipales del año que viene, comicios para los que sus siglas decidirán el candidato “de una manera colectiva”. Una aseveración que evidencia que su liderazgo está cuestionado y que dentro de las filas socialistas hay voces que piden una renovación en la portavocía, así como en el resto de concejales que acompañan a Ranera, cuyo perfil político “ha dejado mucho que desear”, según detallan varias fuentes del PSOE. Tan sólo el concejal Horacio Royo, de la máxima confianza de Carlos Pérez Anadón, actual consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, tiene garantizado su puesto en las listas municipales.

Publicidad