Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

El regreso a través del aeropuerto de Zaragoza de la tercera y la última rotación del contingente destinado en Malí ha sido el punto y final al operativo militar. Durante seis meses, en la misión de la Unión Europea EUTM (European Union Training Mission) MALI XVIII. La misión ha estado compuesta por unos 330 militares de la Brigada Aragón y los últimos en aterrizar en Zaragoza han sido 189 militares.

El contingente, compuesto por el Grupo de Caballería Acorazado “Húsares de la Princesa” del Regimiento Acorazado “Pavía” 4, apoyado por otras unidades de la Brigada Aragón I y junto a efectivos la Brigada de Infantería de Marina “Tercio de Armada”, el Regimiento de Caballería “España” 11 y la Agrupación de Apoyo Logístico 41, se ha encargado de dar protección a los equipos de instructores, a las instalaciones y personal de EUTM y han realizado el adiestramiento de las unidades de las fuerzas armadas malienses.

Uno de los militares de la Brigada Aragón durante la misión en Malí / ET

Además, han colaborado en multitud de actividades de Cooperación Cívico Militar en el círculo de Koulikoro y de cooperación con entidades civiles y militares de otros miembros de EUTM. El objetivo de la misión europea es instruir a las fuerzas armadas malienses con el fin de proporcionar al gobierno del país una herramienta disciplinada, eficaz, leal y respetuosa con los derechos humanos que garantice la estabilidad y la integridad territorial de la nación, reduciendo la amenaza que representan los grupos terroristas presentes en la zona y evitando conflictos interétnicos. Entre las complicaciones de la misión, fueron testigos de un golpe de Estado del vicepresidente de Malí o varios cara a cara contra grupos de yihadistas.

El contingente EUTM MALI XVIII ha cumplido con éxito su misión implementando el 5º mandato de la Unión Europea, el cual ampliaba las capacidades de la fuerza y extendía la zona de actuación a otros países del Sahel (el Grupo G-5) constituido entre otros por Burkina Faso, donde el personal de este contingente ha sido el primero en comenzar el entrenamiento de sus Fuerzas armadas.

Desde el pasado 15 de noviembre se han sucedido las rotaciones de regreso a territorio nacional de los componentes del contingente, tras pasar los estrictos controles sanitarios debido al COVID-19. Al frente del contingente español y de la Unidad de la Protección de la Fuerza de la Operación ha estado el Teniente coronel D. Juan Honesto Cánovas Gil, quien despidió a las mujeres y hombres que le han acompañado durante los seis meses de despliegue tras felicitarles por el buen trabajado desempeñado en la operación EUTM MALI XVIII.

Publicidad