Lunes, 30 de Enero de 2023

El diputado del PP por Huesca Mario Garcés, uno de los dirigentes del Grupo Popular que han pedido la celebración de un congreso extraordinario, considera que el presidente del partido, Pablo Casado, se ha “enrocado”, no cuenta con apenas apoyo en el grupo parlamentario, y su empeño en seguir es fruto “probablemente” de la “situación de secuestro emocional” a la que, desde su punto de vista, le tiene “sometido” el todavía secretario general de la formación, Teodoro García EgeaAsí se ha pronunciado en los pasillos del Congreso uno de los firmantes del documento suscrito por el grueso de la cúpula del Grupo Popular en el que piden la destitución inmediata de García Egea, y la convocatoria de un congreso extraordinario par resolver la crisis interna.

En declaraciones a los medios de comunicación, el que fuera secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad durante la etapa de Mariano Rajoy ha dicho desconocer si Casado podría presentar su dimisión en las próximas horas, pero ha subrayado que la situación es “insostenible, incomprensible” y ya empieza a ser “estrambótica”.

En una conversación informal con periodistas, Garcés ha llegado a tachar de “lamentable” la actitud de García Egea con el grupo parlamentario y a cifrar en “10 diputados insignificantes” los que aún apoyan a Casado. En cualquier caso, ha señalado que si el todavía líder del partido decide acudir este miércoles al Pleno del Congreso para interrogar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión de control, sus compañeros le apoyarán. “Es un gran parlamentario, le responderemos como lo que somos, personas que forman parte del Grupo Parlamentario Popular y apoyaremos a nuestro presidente”, ha garantizado.

Publicidad